"Tenías pilas para seguir", dijo el arzobispo al describir al párroco asesinado

La víctima tenía 67 años y fue hallada sin vida en la parroquia San Martín de Porres.

15 Jul 2020

“El padre Oscar era vecino de mi casa, en Villa Luján, y un excelente cura y dirigente de los grupos de las parroquias”, respondió el arzobispo de Tucumán, Carlos Sánchez, cuando le preguntaron cómo era el párroco Oscar Juárez, quien había sido hallado sin vida horas antes.

La víctima tenía 67 años y llevaba 42 años como sacerdote y 13 a cargo de la parroquia San Martín de Porres.  “Su papá, Don Carlos, había sido ordenado diácono permanente y lo acompañó muchísimo hasta el día de su muerte. La mamá, doña Josefina, murió hace poco. Era una familia hermosa. Le tocó sufrir la muerte del hermano mayor, Hugo, en Catamarca, y también la de su hermana. Todos, de la comunidad de Villa Luján”, recordó en “LA GACETA Central”. Sánchez estuvo en el lugar del hecho y observó el trabajo de los peritos. 

Sánchez describió al párroco Juárez como una persona humilde, generosa y servicial. Contó, a la vez, que había pasado por el Seminario Mayor. “Fue mi profesor. Tenía una mente lúcida”, enfatizó. “La muerte de un sacerdote nos genera un dolor profundo. Pero en especial  la de este cura con tantos años y con pilas para seguir”, enfatizó.

Comentarios