Covid-19: ¿qué es la inmunidad colectiva? ¿Puede lograrse pronto?

Es necesario contar con un gran porcentaje de la población con anticuerpos, explican especialistas. No se sabe cuánto dura. Vacunas.

15 Jul 2020 Por Claudia Nicolini
1

FALTA TIEMPO. Para lograr inmunidad colectiva antes hay que saber cuánto tiempo duran los anticuerpos.

Cuando a lo largo de 2019 nos preocupaba -y mucho- el brote de sarampión en nuestro país, explicábamos que si una gran mayoría de la población está inmunizada protege a los que por diferentes razones no pueden estarlo (los recién nacidos, las personas inmunocomprometidas). Esa mayoría ofrece, en el caso del sarampión, inmunidad colectiva.

Durante los meses que llevamos de cuarentena hubo voces que reclamaron la apertura, esgrimiendo el argumento de que al contagiarnos muchos lograríamos esa inmunidad contra covid-19. Pero no es tan simple. Y -te contamos el final- el costo en muertes puede ser altísimo.

De qué hablamos

Se logra inmunidad colectiva cuando gran parte de una comunidad (de allí, “colectiva”) genera defensas contra una enfermedad, lo que hace la transmisión de persona a persona poco probable, explica un informe de la Mayo Clinic, organización sin fines de lucro dedicada a la innovación en la práctica, la educación y la investigación clínicas, con sede central en Rochester, EE.UU.

“Para que una enfermedad se transmita es necesario que un porcentaje de la población sea propenso a contagiarse. Esto se denomina proporción umbral. Si la proporción de personas inmunes a la enfermedad supera el umbral, la transmisión de la enfermedad disminuirá”, agrega el informe, y aclara que el porcentaje de la comunidad que debe ser inmune depende de cada enfermedad. “Cuanto más contagiosa, mayor será el número de personas inmunes necesario para detener la transmisión. Por ejemplo, en el caso del sarampión se estima que el 94% debe ser inmune para detener la transmisión”, resalta.

Hoy, la otra opción, como ocurre con sarampión, poliomielitis, difteria, coqueluche, rubéola y muchas otras, es lograr inmunidad con vacunas. Pero si la gente no se las aplica, o como con covid-19, no existen, la única manera de lograr la inmunidad es enfermarse, curarse y haber desarrollado anticuerpos.

¿Se puede con covid-19?

Plantear una infección comunitaria para generar inmunidad colectiva contra SARS-CoV-2 implica varios y graves problemas. En primer lugar, se desconoce si haberse contagiado protege contra futuras infecciones.

“Aún no se conoce exactamente la evolución de la inmunidad después de una infección con SARS-CoV-2 -explicó la viróloga tucumana Guadalupe Vizoso Pinto, del Laboratorio de Biología de las Infecciones (Insibio, Conicet-UNT)-. Se reportaron casos de desaparición de anticuerpos semanas después de la recuperación. Y según un estudio publicado en Nature Medicine, los pacientes asintomáticos desarrollan respuesta inmune más débil que los sintomáticos y los niveles de anticuerpos dejan de detectarse en una fase temprana de la convalecencia. El tiempo y más investigaciones dirán cuánto tiempo duran los anticuerpos en los pacientes que generaron muchos”.

La otra cuestión es de volumen. “Respecto de SARS-CoV-2, no se sabe a ciencia cierta cuál es el porcentaje necesario de población recuperada y con anticuerpos, pero se calcula que debe estar entre el 70 y el 80% (la población de Tucumán se estima en alrededor de 1,7 millón de habitantes). Eso, siempre que se demuestre que la cura realmente genera inmunidad de largo plazo”, señaló a LA GACETA Rogelio Cali, director de Epidemiología del Sistema Provincial de Salud de Tucumán.

“No es sencillo calcular cuantos deberían recuperarse en Argentina. La forma más simple se basa en una población homogénea, pero lo cierto es que hay realidades muy diversas: edad, actividades sociales, grado de hacinamiento, capacidad de infectarse y de contagiar... y muchas otras variables”, explicó la viróloga Vizoso Pinto. “Trabajando sólo con dos (edad y actividades), un estudio publicado en Science calculó que el umbral de inmunidad colectiva en el Reino Unido puede variar entre el 43% y el 60%. Si -con los límites explicados- se extrapola ese modelo a nuestro país, en el mejor de los casos, 21 millones de argentinos deberían recuperarse para que llegáramos al umbral de inmunidad colectiva”, agregó.

“No habiendo vacunas, incluso si tuviéramos la certeza de que los anticuerpos permanecen, intentar lograr en el corto plazo inmunidad colectiva tendría un altísimo costo en vidas -resaltó Cali-. El panorama sería semejante, o aún peor, que el que vimos por TV en Italia, Francia o Gran Bretaña”.

“Y -agregó Vizoso Pinto- no podemos esperar para Argentina vacunación masiva contra covid-19 en corto plazo. A pesar de los grandes y rápidos avances, un pronóstico optimista sería que se hagan todas las pruebas de seguridad y efectividad en un año; pero se necesitará tiempo para su producción y su disponibilidad masiva”.

Así las cosas, habrá que insistir: lavate las manos, mantené la distancia; si sospechás que podés haberte infectado (por leves que te parezcan los síntomas), consulta y aislate; y, si podés, seguí quedándote en casa para prevenir.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios