Galería de fotos: el proceso creativo en tiempos de pandemia

13 Jul 2020

Cinco artistas abrieron sus talleres a LA GACETA y comentaron cómo el aislamiento influyó en sus producciones y en sus vidas.

Florencia vivas.- “Producir en cuarentena significó replantearlo todo. Desde lo práctico, por el espacio y los materiales hasta los temas y conceptos. En estos días trabajé en una escala más chica con todo lo que cabe en una mesa. Pequeños objetos realizados en papel, calados de una serie que habla de los vínculos y de esta nueva oportunidad de repensarnos”.

Virginia Serrano.- “En estos meses de pandemia, mi proceso creativo se vio modificado de diferentes maneras. Me encontré  produciendo con mi familia completa en mi casa-taller, con pocos momentos de silencio para pensar. En cuanto a lo puramente discursivo, ha sido un proceso fuerte. Estamos atravesando un momento  histórico, con mucha incertidumbre, angustias, y motivaciones que me han acompañado y han ido moldeando mi obra”.

Carlota Beltrame.- “La pandemia no incidió en nada mi proceso creativo porque soy de procesos muy muy lentos. Produzco pocas piezas al año e invierto muchas horas investigando y pensando, más que haciendo las piezas con mis propias manos. La mayor parte de las veces trabajo con asistentes, así que en estos meses de aislamiento social obligatorio me ocupé y me estoy ocupando de pulir conceptualmente una serie de obras lumínicas que tenía en la cabeza desde hace tiempo. Ya saldrán debidamente pues siempre que me apuro cometo errores”.

Rosalba Mirabella.- “Una parte del proceso creativo es la investigación, la lectura, la prueba/error con formatos o materiales. Para mí es un momento más reflexivo, menos ligado al ‘hacer’ propiamente dicho, pero no menos exigente e interesante. En los últimos años se fueron acortando mis tiempos para hacer estas pausas necesarias, y ahora entramos forzosamente en una de esas instancias. Tenía una muestra colectiva que fue postergada, estoy revisando eso”.

Luciana Guiot.- “Este tiempo de resguardo me permitió por un lado, la introspección necesaria para entrar en contacto más profundo con mi cuerpo, mis ideas, emociones, mi casa, mis plantas, el silencio; y por otro lado, reafirmar la percepción de lo colectivo. Todo esto es materia prima para el proceso creativo”.

Comentarios