"La grieta se basa en el odio, y una minoría de sinvergüenzas estimulan ese odio"

En "Panorama Tucumano" debatieron los tres ex diputados nacionales Alfredo Neme Scheij, Raúl Topa y José Vitar, acerca de la política de ayer y de la de hoy.

08 Jul 2020 varios autores

El 204 aniversario de la Declaración de la Independencia resultó un excelente marco para la afirmación disparadora del debate que arrojó el periodista Federico van Mameren: "siento que no somos independientes".

El conductor de "Panorama Tucumano" se refería a puja que se manifiesta entre la Nación y las provincias, fundamentalmente por recursos. Y los receptores del convite a la discusión eran tres ex diputados nacionales por Tucumán: el radical Alfredo Neme Scheij, el republicano Raúl Topa y el peronista José Vitar.

Los tres recordaron que en la época en la cual ellos ejercieron sus mandatos en no pocas ocasiones actuaron en forma conjunta; incluso cuando ello implicó desobedecer las posiciones de sus partidos. "El problema es que los diputados se integran en bloques. Pero recuerdo que cuando Vitar era vicepresidente de la comisión de Hacienda los nueve diputados tucumanos votamos el presupuesto en forma conjunta, separados de los respectivos bloques nacionales. Y eso fue por iniciativa de él. Lo mismo cuando debimos enfrentarnos con Brasil por el tema del azúcar: José Carbonell (peronista) y yo presentamos el mismo proyecto, en el Senado y en Diputados, respectivamente", dijo Neme Scheij.

"Cuando yo era intendente (de San Miguel de Tucumán), no tenía diputados de mi partido. Sin embargo, tuve un apoyo incondicional. Todo el trámite y la consecución de la Ley del proyecto de Ciudad Histórica lo llevaron adelante Neme Scheij y Carlos Courel (radical)", añadió Topa.

Los ex parlamentarios nacionales también debatieron sobre la grieta que atraviesa la política. "La grieta se basa en el odio; y una minoría de sinvergüenzas estimula ese odio", afirmó Vitar. Y trascartón anadió: "siempre ha habido grietas; durante mi infancia el peronismo estaba proscripto. Mi familia paterna era peronista, y la materna era antiperonista. Es la imposibilidad de resolver en una mesa un disputa democrática".

"La grieta es la negación de la política. En una sociedad debe existir la libertad de pensamiento. Con Raúl y con José tenemos miles de diferencias; pero tenemos también la vocación común de ceder en pos del conjunto. En eso hemos retrocedido como sociedad", agregó Neme Scheij.

Sobre este punto también coincidieron los tres ex diputados. "Los partidos politicos se han convertido en instrumentos electorales. Con el vaciamiento de los partidos empieza una gran involución; empezamos a renunciar a la condición de ciudadanos. Por eso hay que volver a luchar por el compromiso, porque esa abulia nos lleva a esta tremenda degradación", advirtió el ex intendente.

Vitar se mostró muy crítico para con la actual política comarcana y con el sistema electoral que rige aquí. "En nuestra provincia hay una degradación de la política. El régimen del acople conspira en favor de ello. Genera un órgano legislativo que no representa la voluntad popular; todo está asentado sobre una maquinaria clientelista", señaló. Y muy en especial cargó contra el alperovichismo: "durante 15 años aquí hubo un unicato. Desde el Poder Ejecutivo se digitaba la Legislatura; y luego se ponían los magistrados en el Poder Judicial".

Topa cerró con un mensaje esperanzador. "La sociedad está dispuesta a cambiar esto, pero depende del impulso de los dirigentes. No debemos ceder nuestra ciudadanía; hay que dar una batalla cultural; no debemos resignarnos", reclamó.

Comentarios