José Valencia: “se debe priorizar la salud de los jugadores”

"Rana" repasó su años de Selección y opina sobre la situación actual del fútbol.

01 Jul 2020 Por Miguel Eduardo Décima

Hay hechos en la vida que producen un enorme cambio en las estructuras. Luego del profundo fracaso que la Selección tuvo en el Mundial de Alemania 74, los directivos de la AFA decidieron dar un golpe de timón y nombrar a César Luis Menotti a cargo del desafío de reconstruir al equipo nacional de cara al Mundial 78. A la hora de conformar los distintos planteles nacionales, el “Flaco” amplió su visión más allá de la General Paz, dándole oportunidad a muchos jugadores del interior. Uno de los primeros que tuvo su chance -y vaya si la aprovechó- es José Daniel Valencia, surgido en Gimnasia y Esgrima de Jujuy y luego consagrado en Talleres de Córdoba.

“Rana” fue uno de los jugadores preferidos que tenía Menotti en esos tiempos. El jujeño comulgaba el estilo de fútbol que siempre pregonó el técnico en todos los equipos que dirigió. Con el tiempo, se convertiría en uno de los héroes que hicieron felices a 25 millones de argentinos al conquistar el primer título del mundo.

A los 64 años, muchos de los cuales los lleva radicado en Córdoba, el ex volante creativo aceptó la invitación de LG Deportiva para hacer un repaso de sus mejores memorias.

-¿Qué sentís al recordar esos tiempos de gloria?

- Una inmensa alegría por haber sido parte de un grupo que le dio la primera gran alegría al fútbol argentino. Eso no fue casualidad, sino el fruto de un trabajo de cuatro años, que sirvió para cambiarle la cabeza a los dirigentes.

-La llegada de Menotti fue clave para los jugadores del interior...

- Sin dudas. Hasta ese momento, tenías que jugar en un club de Buenos Aires y resaltar para tener una chance. El “Flaco” no tuvo problema en salir al interior junto a sus asesores para observar a otros jugadores que también tenían condiciones. Muchos de los chicos que jugamos en esa época le debemos muchísimo a él. Recuerdo a Raúl Francisco Agüero, Francisco Castro y el “Mellizo” Alderete, que tenía una velocidad asombrosa.

-¿Y para vos qué fue?

- Mi padre futbolístico. Siempre creyó en mis condiciones. En la previa al Mundial, dejó afuera a dos monstruos como Diego Maradona y Ricardo Bochini. Y no hay que olvidar que dejó en el banco a Noberto Alonso, que era otra de las figuras de esos tiempos. Pero ese respaldo lo justifiqué dentro de la cancha. El “Flaco” fue el motivador más fascinante que conocí en mi vida.

- ¿Te llevó tiempo tomar dimensión de lo que lograste?

- Sí. Pasa que en ese momento yo era un pibe de 23 años y estaba deslumbrado por lo que estaba viviendo. Con el correr de los años me cayó la ficha, pero siempre manteniendo la humildad provinciana. Recuerdo que luego del triunfo en la final ante Holanda, había una cena para celebrar el título, pero extrañaba tanto a mi familia después de haber estado tanto tiempo concentrado, que decidí no ir y me volví de inmediato a Córdoba. Cuando llegue a mi casa, me di un baño, saqué el auto del garaje y me fui rápido a Jujuy para celebrar con mi familia. Nunca en mi vida estuve tan desesperado de reencontrarme con ellos y con los amigos con los que me crié. Sentía que ellos eran los responsables de todo lo que estaba viviendo.

SUS AMORES. Valencia aparece junto a su familia en Córdoba, donde se encuentra radicado desde hace muchos años.

-¿Qué análisis hacés de la situación actual?

- Es tremendo. Estamos viviendo en carne propia cosas que sólo habíamos visto en las películas. Dios quiera que pronto se pueda encontrar una cura accesible que nos permita volver a la normalidad, pero la impresión es que el virus llegó para quedarse por un buen tiempo. De lo que estoy seguro es que para la humanidad será un antes y un después.

- ¿Qué opinás de la vuelta a los entrenamientos?

- Ahora más que nunca se debe priorizar la salud. Por cómo vienen aumentando los casos en algunos lugares del país, parece difícil pensar que el fútbol vuelva en el corto plazo. Sabemos que esto va a provocar un enorme perjuicio económico a los clubes, pero sigo pensando en que se debe priorizar la salud de los protagonistas. Sería tremendo que regrese la actividad y se empiecen a confirmar casos de contagio entre los jugadores.

Comentarios