La Argentina propuso a sus socios azucareros del Mercosur trabajar para mejorar la productividad en la región

De la teleconferencia participó el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, el tucumano Jorge Neme.

30 Jun 2020
1

REPRESENTANTE. El tucumano Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Nación, participó de una telereunión por tema del azúcar en el Mercosur.

El secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Nación, el tucumano Jorge Neme, participó de una telereunión de particular interés para nuestra provincia y para el NOA: una videoconferencia del grupo Ad hoc del sector azucarero del Mercosur.

Participaron los representantes de las Cancillerías y de los Ministerios de Agricultura, Economía e Industria de la Argentina, de Brasil, de Paraguay y de Uruguay. La delegación de nuestro país estuvo encabezada por Neme, quien estuvo acompañado por funcionarios nacionales de las mencionadas áreas.

Los representantes de Brasil plantearon que la falta de consenso para la adecuación del sector azucarero a la Unión Aduanera era una de las grandes lagunas en el proceso de integración regional. Admitieron que tiempo atrás se responsabilizaba por esto a la asimetría regulatoria entre los socios. Pero consideraron que hoy no había argumentos para que ello continúe así, dado que los socios del Mercosur tenían políticas semejantes en estos temas.

Indicaron que era natural el desarrollo de especializaciones productivas en el marco de la integración regional, como en los casos del trigo, leche, vinos y uvas, cuya comercialización estaba libre de tarifas entre los socios del bloque. Añadieron que el azúcar se utiliza como insumo por otros sectores, como dulces, químico, medicina, y que su exclusión restringía el desarrollo de estos últimos. "No se justifica que el azúcar tenga un trato diferenciado dentro de la lógica de la integración regional. El sector azucarero forma parte de las ofertas del Mercosur en las negociaciones comerciales con terceros mercados, que terminan recibiendo un tratamiento más favorable que el concedido entre los socios del bloque", plantearon.

Neme tomó la palabra para responderles. Antes, realizó una presentación del sector azucarero en la Argentina, destacando las regiones productoras, su rendimiento, y la sensibilidad del sector dado su impacto económico y social en el NOA. Señaló que, por distintos motivos, entre ellos políticos y la lejanía de la producción de los centros de decisión de poder, el azúcar no había tenido una política de promoción. "Sin perjuicio de ello, el sector vino ganando competitividad, incorporando nuevas variedades, la generación de energía y alcohol, como parte del negocio de los ingenios azucareros", dijo.

Luego, contestó el plante de los brasileños. "El origen de la exclusión del azúcar de la Unión Aduanera se fundamenta en la existencia de asimetrías entre los países desde el punto de vista del rol de las políticas públicas. Con el paso de los años hubo un intercambio de tecnologías a nivel industrial entre los socios del Mercosur; pero se está lejos de una cooperación profunda e importante. Además, no cambiaron las condiciones y se siguen manteniendo las asimetrías con Brasil", dijo el tucumano.

En ese sentido, propuso a los socios trabajar juntos en la generación de las condiciones para mejorar la productividad del sector azucarero en la región, buscando la forma en que los países se acerquen: "reuniones, contactos, intercambios científicos, investigación, foros empresariales, entre otras actividades de los sectores público y privado". Y a modo de ejemplo dijo que de los 60 productos posibles que tiene el azúcar, sólo se estaban explotando cuatro o cinco.

"Hay formas de tratar el tema sin romper los equilibrios complejos que tiene el sector en los países, sumado a la situación de debilidad que tienen la Argentina, Paraguay y Uruguay respecto de Brasil", indicó.

Los representantes de Paraguay y de Uruguay acompañaron el planteo argentino.

Finalmente, los cuatro países coincidieron en que el azúcar es un sector sensible y estratégico para la región y acordaron comenzar a trabajar con los sectores públicos y privados para construir un camino común que conduzca a la mejora de la producción del sector azucarero y mejore su competitividad.

Comentarios