Momento ideal para la apertura de bicisendas

30 Jun 2020 Por LA GACETA

Hace algunos días las municipalidades de Yerba Buena y de Tafí Viejo firmaron un convenio con la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNT para avanzar en un proyecto de apertura de bicisendas. Nos parece que este es el momento ideal para poner en marcha este viejo anhelo, ahora convertido en una necesidad imperiosa a causa de la pandemia, que obliga a reducir al máximo el uso del transporte público de pasajeros.

No hay duda de que esta difícil etapa que vive la humanidad requiere de respuestas de fondo, que nos permitan adaptar nuestra vida en sociedad a un nuevo escenario. La ciudad de Tucumán es la más densamente poblada del país y con un parque automotor tremendamente desproporcionado para el tamaño de sus calles. ¿Por qué no aprovechar este tiempo de suspensión de clases presenciales y ostensible disminución de personas que viajan en transporte urbano de pasajeros, para buscar soluciones al viejo problema del tránsito vehicular?

Estamos en el momento justo para poner a prueba proyectos que impliquen cambios de hábitos, porque de hecho la pandemia ya lo está haciendo. Hasta hace 100 días hablábamos de la necesidad de cuidar el Planeta. Hoy nos referimos a salvar nuestra salud individualmente, no contagiarnos. Por eso la idea de habilitar ciclovías para que los ciudadanos puedan trasladarse, hacia el trabajo o la escuela en bicicleta o monopatín, sobre todo en horarios pico, nos parece un imperativo que debe ponerse en marcha inmediatamente.

Por supuesto que, como ya lo hemos dicho otras veces desde este espacio, la incorporación de la bicisenda debe responder a un plan integral de ordenamiento del tránsito y no a una medida aislada. Las municipalidades de Yerba Buena y de Tafí Viejo ya están ya dando los primeros pasos en ese sentido, porque el propósito no sólo incluye colocar bicisendas en esas ciudades sino también extenderlas al Gran San Miguel de Tucumán. Una de las metas es unir la Facultad de la Quinta Agronómica con la Escuela de Cine que está en Yerba Buena.

Según explicaron los intendentes de Yerba Buena y Tafí Viejo, se comenzaría por conectar las dos ciudades. El tramo inicial superaría los 18 kilómetros y uniría el centro de Tafí Viejo, pasando por Diagonal Leccesse hasta Lomas de Tafí para luego retomar por Alfredo Guzmán, Diagonal y Franzolato, hasta culminar en la avenida Perón. En este trazado se prevé la disposición de 20 paradas o estaciones con bicicletas para uso público.

El intendente Mariano Campero anunció que ya se tienen los fondos mínimos necesarios para comenzar la obra, y hasta adelantó que “a mediados de septiembre o principio de octubre” podría llegar a concretarse. La creación de bicisendas es una práctica común en las grandes ciudades del mundo. La FAU se comprometió a asistir técnicamente en el proyecto y a garantizar que las ciclovías sean, además, “seguras y controladas”. Al respecto, la municipalidad de Yerba Buena prevé complementar la apertura de ciclovías en el marco de un plan integral de seguridad con la participación de la Guardia Urbana Municipal (GUM). Además se instalarán cámaras de seguridad. También es importante la articulación de distintas instituciones para un mismo fin que beneficie a todos. Esperamos que se aproveche este tiempo para las primeras experiencias y que tan anhelado propósito no quede en buenas intenciones.

Por tratarse de un contenido de máximo interés público, esta nota ha sido liberada por LA GACETA para que puedan acceder la totalidad de los usuarios sin restricciones.

 

Temas

Coronavirus
Comentarios