"Tiene que haber una nueva distribución de recursos en Argentina, más equilibrada"

Meoni, titular de Transporte de la Nación, recorrió distintos puntos de la provincia y se comprometió a implementar un sistema de reparto de subsidios al transporte público que supere las desigualdades del esquema heredado del macrismo entre la ciudad de Buenos Aires y el interior.

13 Jun 2020 Por Martín Dzienczarski

El ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, hizo dos promesas en su primera visita a la provincia: recuperar la red ferroviaria del país y adoptar un modelo equitativo de distribución de subsidios para el transporte público, para que no haya diferencias entre el boleto urbano que paga una persona al subir a un colectivo en la ciudad de Buenos Aires ($ 18) o en San Miguel de Tucumán ($ 30).

“Es un hombre que conozco hace mucho tiempo, con una gran capacidad de servicio. Fue un intendente exitoso durante 12 años en su pueblo (por Junín, en Buenos Aires) y lo ha transformado para bien”, fue la presentación que hizo el gobernador Juan Manzur en la conferencia de prensa en el aeropuerto.


Objetivo de gestión

“Esta región del país es prioritaria para el desarrollo ferroviario, para que gane en competitividad logística. Buscamos entrelazar varias provincias que por esas cosas de capricho político de la falta de visión del país, había obras ferroviarias cortadas o interrumpidas”, explicó el funcionario nacional, que sucede al macrista Guillermo Dietrich.

MANZUR, SIN SACO. El sol otoñal obligó a Manzur a quitarse el saco y desabotonar su camisa mientras acompañó a Meoni.

“Es importante que podamos reconstruir toda la red ferroviaria. En Argentina, de la red originaria férrea de hace 40 años, del 100% operativo entonces, hoy hay un 40% que no tiene vías, sólo queda la traza. Del otro 60% con vías, sólo está operativo el 30%. Un país no puede ser competitivo con las dimensiones de Argentina si no multiplicamos esa cantidad de vías y ponemos operativo como mínimo ese 60% del histórico de hace 40 años”, trazó Meoni como uno de sus objetivos.


Transporte público

El ministro de Transporte anunció que a partir de enero se implementará un nuevo sistema de subsidios para el transporte público en el país, modificando las inequidades del modelo vigente. Según los empresarios del transporte, las firmas porteñas tienen una cobertura del 65% de la torta de ingresos con subsidios, mientras que las del interior alcanza hasta un 35%.

“Cuando asumimos en diciembre el total de fondos que se distribuía a las provincias era $ 6.500 millones para todo el año. Eran $ 500 millones mensuales, y lo llevamos hasta $ 1.500 millones mensuales. Sólo en el primer cuatrimestre distribuimos $ 6.000 millones entre las provincias. En el medio cayó la recaudación por la pandemia, eso impacta de una manera fuerte”, explicó el funcionario nacional.

SEGURIDAD. El personal del aeropuerto mantuvo un estricto control de prevención a las personas que fueron ayer a la aeroestación.

Consideró que el esquema transitorio no alcanza: “de $ 6.500 millones en subsidios anuales del gobierno anterior, vamos a distribuir más de $ 19.000 millones al interior. Sé que es insuficiente y que no alcanza, por eso trabajamos para encontrar un esquema de compensación por caída de recaudación de manera excepcional durante la cuarentena. Sí creemos que tiene que haber una nueva distribución de recursos en Argentina, que sea más equilibrado. La zona metropolitana (de Buenos Aires) tiene una enorme cantidad de compensaciones (subsidios), se llevaba el 90% y ahora bajamos al 82%, pero no alcanza, debemos equiparar más ese número”, ejemplificó.

¿Qué impacto tuvo el traslado de subsidios de Nación a las provincias durante el gobierno de Mauricio Macri?, le consultó LA GACETA.

“Indudablemente que la reforma que se hizo durante el gobierno de Macri fue absolutamente injusta y terminó siendo un enorme problema para el sistema de transporte y para las provincias, porque se dio en el marco de un pacto fiscal en el que no se cumplieron ninguno de los parámetros”, respondió. “Queremos modificar eso, tiene que ver con la posibilidad de llegar con la SUBE (la tarjeta de transporte) a todo el país y tener un control satelital de los colectivos para pagar con razonabilidad subsidios por la tasa de pasajeros por kilómetro recorrido. En el interior el promedio es de 1 pasajero por kilómetro recorrido y en el AMBA es de 5,7. Sin embargo hay más subsidios en la zona metropolitana porque no hubo ajuste tarifario, que sí tuvo el interior. En esa zona hay 18.000 unidades, hay 3.000 de más, que deben reordenarse sin afectar a los trabajadores”, respondió.

Y agregó: “en el interior la flota se añeja, deben renovar los coches pero como no hay compensaciones como en AMBA y se trasladan menos pasajeros, se posterga. El transporte en Argentina tiene un costo básicamente igual en todos lados, las unidades valen lo mismo; el combustible, más o menos lo mismo; el mismo convenio de trabajo, se puede lograr un costo básico y uniforme para compensar en relación a la gente que viaja y a su necesidad de viajar. Queremos llevar recursos al interior y dar equilibrio”.

Finalmente, Meoni se despidió: “nos vamos con tierra encima, -por el polvo en sus zapatos- muy contentos de acompañar al gobierno de Manzur”.



Las definiciones de Meoni


- “No vemos al transporte como vehículos que se trasladan, sino como personas que deben trasladarse por un servicio esencial para garantizar un derecho”.

- “Buscamos entrelazar varias provincias que por esas cosas de capricho político de la falta de visión del país, había obras ferroviarias cortadas o interrumpidas. La que visitamos recién terminaba a 1 kilómetro de Las Cejas. Es prioritario que llegue a San Miguel de Tucumán”.

- “Tenemos como eje a las personas”.

Comentarios