“Los clientes vendrán más digitalizados” - LA GACETA Tucumán

“Los clientes vendrán más digitalizados”

Marcos Pueyrredón, referente del e-commerce, analizó los desafíos que enfrentan los negocios en un mundo cada vez más virtual. La primera jornada del evento que organiza ACDE Tucumán dejó enseñanzas para los emprendedores en un escenario convulsionado.

12 Jun 2020

El comercio digital se instaló con más fuerza que nunca durante los últimos meses. Por los cierres repentinos, esta modalidad de compra y venta ha penetrado hasta en los negocios más tradicionales que se vieron obligados a reinventarse para mantenerse con vida en el mercado. Y todo indica que se trata de una irrupción llegó para quedarse más allá de la cuarentana. Marcos Pueyrredón está convencido de que habría llevado meses -o incluso años- que el e-commerce alcance los niveles de utilización que tiene en el presente pandémico. Así lo expuso ayer durante la primera jornada del evento “Abriendo horizontes para un nuevo hoy”, que organiza la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE Tucumán) y que continuará hoy.

Pueyrredón es emprendedor, referente de la economía digital y presidente del eCommerce Institute de Buenos Aires. Enseña estrategias de marketing y planificación en varias universidades del país y dirigió en dos oportunidades la Cámara Argentina del Comercio Electrónico (CACE). Ayer, transmitió los conocimientos que adquirió durante esa extensa trayectoria de 21 años a cientos de empresarios y emprendedores que siguieron en vivo el encuentro, que fue retransmitido por LA GACETA.

Antes de que él invitara a “mirar juntos” las posibilidades que ofrecen los canales digitales para mantener en pie los negocios de las más variadas áreas, abrieron el encuentro el arzobispo Carlos Sánchez y Federico Lanati, miembro de la comisión directiva de ACDE Tucumán. “Llevamos casi 100 días de pandemia y todos nos hemos vuelto especialistas del tema. Ahora pretendemos darle un nuevo sentido, ver el lado positivo de todo eso”, fueron las primeras palabras del empresario. De ese modo, llamó a la comunidad a rescatar valores -como la esperanza, la fe y la solidaridad- durante los tiempos de crisis que vive la humanidad.


La digitalización global

Nunca antes en la historia 3.500 millones de personas habían vivido en simultáneo bajo algún tipo de cuarentena. Este acontecimiento inédito, que llegó con una velocidad enorme y casi sin previo aviso, ha acelerado consigo el ritmo de utilización de las ventas electrónicas. Lo dice Pueyrredón y lo demuestran los números: más del 20% del comercio tradicional en Argentina pasará por canales digitales hacia fines de 2020. En un escenario “precoronavirus”, esa tasa no habría alcanzado ni el 10%.

“El 90% de los argentinos conectados ha consumido digitalmente y el 80% lo hizo por medio de dispositivos móviles. Los hábitos cambiaron y las empresas deben reconvertir su oferta”, recetó el especialista económico. Es que, según su análisis, gran parte del tráfico de consumidores que habitualmente recorría y compraba en tiendas físicas se mantendrá en el mundo de la virtualidad. “Las restricciones sanitarias y de aforo limitarán la cantidad de clientes. Es más importante que nunca desarrollar pilares que permitan dominar el comercio electrónico”, sostuvo.

En ese camino, los empresarios y emprendedores -advirtió Puerryedón- no deben olvidarse de que el consumidor sigue siendo un “humano de carne y hueso”. “Hay una demanda que busca ser satisfecha. Por ello, hay que incorporar herramientas y recursos que permitan interactuar con el potencial comprador. Se trata de resolver lo complejo de manera sencilla”, aconsejó.


El “gimnasio” virtual

El referente de la economía digital destacó que ya existía un buen número de “innovadores que habían entrenado en el gimnasio del e-commerce”, cuyas facturaciones correspondían al menos entre un 5% y 10% a los canales electrónicos. “Ellos estaban mejor preparados. Pero la gran mayoría de las empresas tenía hasta un 99% de su facturación por medio de canales tradicionales. La cuarentena fue un mazazo para esos negocios”, manifestó.

Avanzar hacia ese mundo que abraza cada vez más la virtualidad no significa que deba dejarse de lado las vías clásicas de compra y venta, observó Pueyrredón. “Esos canales son necesarios para seguir creciendo. Hay operaciones y logísticas que necesitan de un espacio físico”, detalló. Y agregó: “lo que se viene después de la covid es la necesidad de atender a ese cliente que ya vendrá digitalizado. Es entrar en modo de resiliencia y adaptación”.

En ese sentido, por medio de ejemplos reales, el especialista ofreció 10 estrategias para utilizar con éxito canales de digitalización (ver algunas aparte). Y, antes de finalizar, dio dos consejos para PyMEs que se inician en el mundo electrónico: 1) vender ya su “producto estrella” por medio de canales existentes y “ejercitado” y 2) capacitarse en el tema.


Arzobispo

“Estamos juntos, nadie se salva solo”

Carlos Sánchez, el arzobispo de Tucumán, fue uno de los encargados de abrir la reunión virtual de ayer. “Yo siempre digo que el Señor nos ha pateado el tablero. Pero todos estamos juntos en la misma barca en medio de esta tempestad. Debemos remar para el mismo lado, nadie se salva solo”, predicó Sánchez en consonancia con los valores cristianos que busca promover la ACDE. Así, llamó a la unión en fraternidad para superar como humanidad la pandemia y sus consecuencias en la economía. “Que no nos aplaste la angustia. Vamos a meterle pata y caminar juntos en esperanza junto con María y el amor de Dios”, pidió.

Comentarios