Tucumán seguirá en cuarentena hasta el 28

El Presidente firmó un nuevo decreto que distingue entre el aislamiento, que continúa al menos en siete distritos, y el distanciamiento.

05 Jun 2020
1

ANUNCIO. El área metropolitana de Buenos Aires seguirá en aislamiento. Precisamente, el jefe de Gobierno porteño y el gobernador bonaerense flanquean al Presidente. PRESIDENCIA

A pesar de que Alberto Fernández anunció que todas las jurisdicciones del país que no presentan circulación comunitaria del nuevo coronavirus deberían pasar desde hoy y por 21 días a la etapa de distanciamiento social, preventivo y obligatorio, Juan Manzur ratificó que en Tucumán el aislamiento continúa hasta el 28 de junio. “Acompañamos las decisiones presidenciales, pero manteniendo las particularidades de la región”, le explicó el gobernador anoche a LA GACETA.

Sea como fuere, en contraposición con la fase de aislamiento, en la que continúan ahora el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el Gran Resistencia, el Gran Córdoba, algunas ciudades de Río Negro, Trelew y también Tucumán, la de distanciamiento supone la posibilidad de circular, trabajar y convivir siempre y cuando se cumplan las recomendaciones sanitarias. Así, al menos en principio, las otras 17 provincias ya no permanecen en la cuarentena estricta que comenzó el 20 de marzo.

Como en las conferencias anteriores, en la de anoche el presidente compareció flanqueado por el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de la provincia homónima, Axel Kicillof. Antes del discurso presidencial, los televidentes asistieron a un corto que resumía la situación sanitaria en la que se encuentra la Argentina. Después del video, Fernández destacó que los números argentinos, en comparación con los de algunos países de la región, todavía resultan alentadores. “Si uno mira la cantidad de fallecidos por millón de habitantes -consideró-, el resultado de la Argentina es interesante”.

Advertencias

Sin embargo, el Presidente observó que el contagio ocurre fácilmente si la población se presta a él. En consecuencia, advirtió sobre los regresos a provincias sin circulación viral por parte de residentes del interior que se encuentran en zonas que hoy son focos de contagio: “en los últimos invitamos a movernos con mayor libertad porque la Argentina tenía muchos blancos en el mapa y eso nos alentaba a ser más aperturistas con el fin de mover la economía. Pero ahora, cuando vamos a dar un paso más, tenemos que evitar los viajes desde el AMBA a zonas donde no hay dispersión del virus”.

En consecuencia, Fernández advirtió que el transporte interjurisdiccional e internacional continuará suspendido. También seguirán prohibidos en todo el país el turismo y los espectáculos. Y continuará la obligatoriedad de la cuarentena para los argentinos que retornan al país.

Diferencias

A la hora de enumerar las diferencias entre la nueva etapa de distanciamiento y la anterior de aislamiento, el jefe del Estado nacional explicó que en el primer caso tendrán permiso para reabrir los bares y restaurantes, aunque nunca podrán superar el 50 % de ocupación del lugar y deberán cumplir con todos los protocolos sanitarios.

Así, en los distritos donde rige el distanciamiento lo esencial, según Fernández, es que los ciudadanos continúen atentos y no tomen con displicencia la nueva situación. “Quisiéramos volver a la vida habitual lo antes posible, pero esta es la realidad y lo que estamos haciendo es cuidarnos”, alentó.

Con relación a la educación, descartó el regreso de las clases en los próximos 21 días. Y también destacó especialmente el trabajo de los chóferes de camiones: “la Argentina fue construida como una araña donde el cuerpo es el Gran Buenos Aires y el resto es un montón de caminos que confluyen hacia el puerto. Quiero pedirles a los compañeros camioneros que sean muy cuidadosos y no se expongan”.

Auxilio económico y contrato social

Por fin el primer mandatario se refirió a la economía. Anticipó que el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) aún no está pensando para el pago de aguinaldos y ratificó que el Estado continuará distribuyendo el Ingreso Familiar de Emergencia. “Tras la pandemia -reflexionó luego-, la Argentina debe encarar el futuro con un gran acuerdo estructural para un capitalismo justo”.

Comentarios