La covid-19 amenaza a los sectores sociales vulnerables

Según el CERX, unos 7,5 millones de argentinos viven en villas. En la provincia activan un plan de abordaje.

31 May 2020 Por Marcelo Aguaysol
2

LA GACETA/ INÉS QUINTEROS ORIO

Mientras los protocolos anti contagios recomiendan medidas extremas de higiene, en la Argentina hay 7,5 millones de personas que viven sin saneamiento adecuado. Son las más expuestas a la covid-19, que podría arrasar barrios enteros si se propaga, indica el último reporte elaborado por el Centro de Economía Regional y Experimental (CERX). Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) habría 15 millones de personas viviendo en hogares sin cloacas, 5,5 millones habitando casas con pisos precarios que son incubadoras de suciedades y transmisión de enfermedades, o 3,6 millones que viven cerca de basurales.

En el Gran Tucumán-Tafí Viejo dos de cada 10 habitantes viven en hogares con Se definen como hogares con saneamiento, es decir, aquellos que presentan al menos una de estas características: a) no poseen baño, b) poseen el baño fuera del terreno, c) comparten el baño con otros hogares, d) el desagüe del baño no está conectado a la red pública (cloaca) ni tampoco a cámara séptica, o e) el baño no tiene descarga de agua. Los datos del Informe Condiciones de Vida al cierre de 2019, elaborado por la Dirección de Estadística de Tucumán dieron cuenta de que 88.000 personas que habitan en 21.000 hogares del principal aglomerado urbano local residen cerca de basurales.

“El Estado necesita actuar rápido garantizando al menos agua y un baño en condiciones en cada vivienda del país aunque sea tiempo de cuarentena. La falta de higiene es según la Organización Mundial de la Salud (OMS) una de las causas principales de los focos infecciosos”, sostiene el informe de la entidad dirigida por la economista Victoria Giarrizzo.

Según el CERX, si bien la enfermedad ingresó al país de la mano de las personas de clase media alta y alta (con mayor poder adquisitivo para viajar a distintos puntos del planeta, por negocios o por vacaciones), a más de 85 días desde su propagación, amenaza con arrasar a los sectores más bajos de la sociedad, que por desidia de muchos gobiernos y minimización de un problema del cual se viene advirtiendo hace años, son los más expuestos. En la ciudad de Buenos Aires, ejemplifica el centro de estudios, casi 40% de los casos ya se concentran en las villas, con la popular 31 liderando el podio de infectados. “El Estado debe tomar cartas asistiendo para resolver la deuda sanitaria con millones de argentinos. Aunque sea tiempo de cuarentena, hay que trabajar urgente en las cosas más básicas como son garantizar agua y un baño en condiciones en cada vivienda del país”, puntualiza el diagnóstico al que accedió LA GACETA.

¿Qué pasa en Tucumán?

La situación observada en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y de otras regiones como Córdoba y Chaco fue tema de análisis en el último encuentro del Consejo Federal de Desarrollo Social, encabezado por el ministro nacional del área, Daniel Arroyo. ¿Puede replicarse una situación de vulnerabilidad en Tucumán como sucedió en las villas de Buenos Aires? Según el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, se está planificando para que no haya una espiral de contagios, desde lo preventivo hasta acciones directas en caso de que se detecten casos de covid-19. “Estamos trabajando en un plan específico de abordaje de contingencias para que en las villas más vulnerables no falte asistencia”, indicó a LA GACETA. Hace pocos días se disparó la alarma cuando una mujer retornó de Buenos Aires sin pasar por los controles y se instaló en La Costanera. El caso dio negativo, pero activó el protocolo de emergencia. La ministra de Salud, Rossana Chahla, reconoció que hay personas que retornan de zonas de alta circulación viral en el país, de manera clandestina, y que, al eludir los controles, los vecinos suelen ser los que alertan a las autoridades de esos casos. “El protocolo que se activa es el mismo que se aplica en una zona urbanizada que en una villa de emergencia. No se distingue clases”, afirmó la funcionaria, que apuntó que se ha reforzado la vigilancia epidemiológica en la provincia.

Yedlin, a su vez, remarcó que, ante situaciones de emergencia, se pueden tomar como referencia la experiencias de otros distritos. “Por ejemplo, en Chaco, acercaron los trámites bancarios a las comunidades tobas, y eso se puede replicar aquí si es que se da una curva de contagios. Ya estamos trabajando con distintas áreas en ese aspecto, como también para que los beneficiarios de planes y de jubilaciones -llegado el caso- perciban sus beneficios en la zona donde reside”, proyectó. Gran parte de la población más vulnerable cobra la Asignación Universal por Hijo (AUH), la Tarjeta Alimentar, el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). El ministro de Desarrollo Social, además, puntualizó que el Estado y la sociedad civil siguen apuntalando la seguridad alimentaria, porque en esos sectores hay cocinas y comedores comunitarios de movimientos sociales.

En Tucumán: la pobreza convergente

Según datos del Censo de Población 2010, en el Gran Tucumán y Tafí Viejo hay 19 radios que tienen un 34,38%, en promedio, de personas en condiciones de pobreza convergente, o sea, estructural y monetaria. Estos 19 radios tienen una población de 20.385 personas de las cuales 7.009 están en situación de pobreza convergente. La distribución es la siguiente: en Capital hay 12 radios con 4.058 casos; en  Alderetes hay 2 radios con personas 1.111 pobres convergentes; en  Banda del Río Salí hay 3 radios con 643 casos; en la zona de los Pocitos, municipio de Tafí Viejo, hay 417 pobres convergentes y en la Comuna de San Felipe y Santa Bárbara (Lules) 780.

Temas

Coronavirus
Comentarios