Nuevas reglas de World Rugby: ¿seguridad o pérdida de identidad?

Las normas que propuso el organismo para limitar las situaciones de contacto estrecho (scrum, ruck, maul, tackle) generan opiniones divididas.

30 May 2020
1

ARCHIVO FOTO LA GACETA/ HÉCTOR PERALTA

Las nuevas reglas que propuso World Rugby a modo de sugerencia para reducir el riesgo de contagio cuando el rugby regrese a la actividad competitiva, imponiendo limitaciones a formaciones como el scrum y el maul, generaron opiniones divididas. Para algunos, se trata de medidas oportunas para brindar mayor seguridad a los jugadores en un deporte con un altísimo nivel de contacto. Para otros -la mayoría- se trata de reglas que desvirtúan la esencia del juego y que no deberían implementarse. Paradójicamente, la generalidad de los jugadores (los más expuestos) se anota en esta segunda postura. Países como Inglaterra, Gales y Nueva Zelanda (cuya vuelta a la competenica tendrá lugar el 13 de junio) ya manifestaron públicamente su decisión de no adoptar dichas medidas, cuya aplicación World Rugby ha dejado a criterio de las diferentes uniones, de acuerdo a su situación.

Las nuevas reglas apuntan a reducir el tiempo de contacto estrecho en cuatro situaciones particulares: el scrum, el tackle, el ruck y el maul.

SCRUM:

- Eliminar el reinicio mediante scrum cuando no haya infracción (ej: derrumbe) y, en cambio, sancionar free kick.

- Los hookers deberán usar un 'pie de freno' para estabilizar el scrum.

- No se podrá pedir scrum tras la sanción de un penal o free kick.

- Se saldrá con un drop desde la línea de goal cuando un atacante sea sujetado en el in-goal rival o haga un knock on en esa zona.

TACKLE:

- Más severidad en la sanción de tackles altos, con la incorporación de la tarjeta naranja (15 minutos afuera salvo que el TMO considere que era para tarjeta roja).

- Eliminar el tackle asfixiante y recompensar al equipo defensivo.

RUCK:

- La duración del 'juegue' llamado por el árbitro se reduce de 5 a 3 segundos.

- Si dura más tiempo, no se sancionará scrum, sino free kick para el equipo no infractor.

MAUL:

- Para controlar la cantidad de gente involucrada, nadie podrá sumarse a esta formación si no estaba allí desde el momento inicial. Incumplir esta norma se sancionará con free kick.

- Solo tendrá un movimiento hacia adelante. También será sancionado con free kick.

En Tucumán todavía no hay certezas de cuándo volverá la competencia (de hecho, todavía no se ha podido definir el regreso de la actividad social de los clubes), pero ya se barajan alternativas de juego más "light" en términos de contacto, para reducir el riesgo de contagio. ¿Pueden llegar a aplicarse las reglas que propone World Rugby? Es una posibilidad. Sin embargo, entre los jugadores algunas son bien recibidas, mientras que otras son consideradas innecesarias o incomprensibles.

"Si te tenés que contagiar, es lo mismo un scrum o 10. No me gusta que no se pueda agregar gente al maul. Sí me parece bien lo del ruck, así hay más dinámica en el juego. Pero por lo demás, no me parece que se prevenga nada. Es más, creo que se les estaría quitando chances a los equipos que tienen el scrum como arma principal", opina Jesús Albornoz, primera línea de Huirapuca.

Federico Lazarte, hooker de Los Tarcos, también tiene sensaciones encontradas. "Algunos puntos están buenos, como que no haya tanta repetición de scrums, algo que ya debería ser normal. Como primera línea, no me gusta la idea de que no se pueda pedir scrum si hay un penal a cinco metros del ingoal, porque te van a matar el juego todo el tiempo cuando estés cerca. Tampoco le veo sentido a la tarjeta naranja. Con lo que sí estoy de acuerdo es con que se pueda salir de drop cuando haya knock on o pelota trabada en el ingoal, o que se deba jugar más rápido en el ruck. Creo que eso ya debería implementarse naturalmente, para que el juego sea más fluido", detalló el de los "Rojos".

Comentarios