Cómo lograr equilibrar la vida personal con la profesional

El “home office” se fue consolidando como la modalidad de trabajo más conveniente en tiempos de cuarentena. Las claves para evitar una sobrecarga de tareas y aumentar el estrés.

30 May 2020
2

FUENTE: www.paredro.com

La implementación de la metodología del trabajo remoto (home office) fue la respuesta que han encontrado muchas empresas para asegurar la continuidad de sus negocios y equipos de trabajo en el contexto del aislamiento obligatorio. Sin embargo, a pesar de los beneficios que esta dinámica de empleo puede traer, muchas personas presentan cuadros de estrés y ansiedad que impactan negativamente tanto en su vida personal como en su desempeño laboral.

Numerosos estudios de las últimas semanas han señalado que muchos argentinos están dedicando más horas a su trabajo en este contexto que antes de la pandemia, ya que el hecho de estar en sus hogares les hizo perder la noción del tiempo e incluso la dificultad de desconectarse de las obligaciones. El 56% de los argentinos nunca había trabajado de esta manera antes del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional en el marco de la covid-19. Así lo indica un reciente estudio de Adecco, que también revela que el 25% de los encuestados preferiría trabajar de esta manera siempre. La falta de escritorios y sillas ergonómicas pueden convertir a la cocina o la habitación, y en algunos casos hasta la cama, en una oficina improvisada. Por eso, generar un buen espacio de trabajo respetado por todos los miembros del hogar es clave para la creación de una nueva rutina de trabajo agradable y productiva. En general, la rutina laboral de entre ocho a 10 horas en la oficina se extiende cuando estamos en casa. Frente a ese panorama resulta más importante que nunca diseñar una rutina saludable que día a día permita mantener un equilibro entre la vida personal y la profesional. En la nueva modalidad de trabajo frente a la pandemia del coronavirus, “es fundamental equilibrar todos los aspectos de la vida para maximizar el rendimiento y obtener mejores resultados”, señala Matías Plaul, Country Product Manager de ASUS para Argentina, una compañía vinculada a la innovación tecnológica.

¿Cómo encarar este proceso? Estas son algunas de las sugerencias de la compañía para un home office más llevadero.

Evitar actividades que consuman mucha energía en la mañana. Debido al desgaste físico y emocional que generamos al encontrarnos en un mismo ambiente, debemos evitar realizar al inicio del día aquellas actividades que nos quiten demasiada energía o que generan cansancio emocional. Se aconseja realizar las rutinas de ejercicios en la tarde/noche y finalizar el día con una actividad que ayude a conciliar el sueño.

Establecer horarios. Lo mejor es generar una rutina con horarios establecidos que permitan organizar las actividades del día y respetarla. “Es necesario entrenar nuestra mente para seguir trabajando de forma metódica y ordenada. Lo ideal es mantener la rutina usual e invertir la mañana para organizar la jornada, leer las noticias o avanzar alguna lectura o actividad que estimule la capacidad analítica”, comenta Plaul.

Diferenciar espacios de trabajo y ocio. Utilizar diferentes ambientes para realizar actividades diarias fortalece la salud emocional, pues el subconsciente reconoce y asocia si un espacio es para trabajo, ejercicio, estudio u ocio. Es aconsejable acondicionar un lugar y destinarlo únicamente al trabajo remoto lo cual también evita llevar el trabajo al dormitorio.

Realizar pausas. Es necesario tomar descansos para que el trabajo no se vuelva monótono y riguroso. “El punto es no generar más estrés que el producido por el encierro. Por ello, se debe trabajar tal cual se haría en la oficina, sin dejar de lado la comunicación constante con el equipo de trabajo y tomando pausas activas para despejar la mente y realizar algún ejercicio de elongación o estiramiento”, asegura Plaul.

Comentarios