Presentarán la poesía reunida de Arturo Álvarez Sosa

ROSSANA NOFAL. La directora de EDUNT impulsa el proyecto de una biblioteca de la poesía tucumana. ROSSANA NOFAL. La directora de EDUNT impulsa el proyecto de una biblioteca de la poesía tucumana.

“El cuerpo cósmico”, poesía reunida de Arturo Álvarez Sosa, es un nuevo volumen de la colección de la Editorial de la Universidad Nacional de Tucumán (EDUNT), que dirige Rossana Nofal. La investigadora lo presentará el viernes próximo por los canales de YouTube y de Facebook del Ente de Cultura, en el cierre del 16° Mayo de las Letras Digital.

“El sentido de la colección es ir armando una biblioteca de la poesía tucumana en obras que no estén aisladas, para que el público y los investigadores cuenten con acceso a todo el material de un autor -explicó la especialista-. En el caso de Álvarez Sosa, el libro se armó desde un proyecto que llevó adelante Arantxa Laise. Buscó en toda la obra una línea de entrada que para ella es el cuerpo cósmico, esta idea tan particular del escritor donde están el cuerpo de la mujer y el cosmos, pero con una mirada cercana a lo científico, que prefigura el mañana”.

Visión premonitoria

Nofal señaló que el poeta ya hablaba, hace varias décadas, de la materia disgregada, de las computadoras, del hardware como un fantasma, que vaticina el contexto en el que estamos hoy. “Su obsesión por la física cuántica, la posibilidad de disgregar la materia, es lo que me parece fascinante de su poesía -agregó-. Por otro lado, tiene una impronta muy modernista, muy latinoamericana, y a la vez el deslumbre por la tecnología atravesado por el cuerpo. Es una escritura precursora, porque son cuerpos sexuados. Hay un erotismo muy sutil que va uniendo todos sus libros. Y está el fantasma, que hoy es todavía más inquietante”.

En el poema N°19 de su libro “Virtual” (2006), el poeta dice:

Pero el Big Bang no es el comienzo acaso / ni tampoco el final de nuestro abrazo / tu pequeña cabeza siente y sabe / sobrevivir durando sin prejuicios / en el espaciotiempo donde ondulas / tus máquinas aún son un millón / de veces más simples que el cerebro / apenas tienen el nivel de insectos / pero si alcanzan a tomar el mando / será tal vez el fin de nuestra especie / pues no podemos predecir ahora / cómo actuarán ya libres de nosotros / esos disfraces de la mente aguada / con una inteligencia ilimitada.

Álvarez Sosa compone sus versos en endecasílabos (11 sílabas) al igual que Garcilaso, Quevedo y Góngora, porque asegura que de ese modo encuentra “el ritmo de la vida, el mismo que marca los 11 años de la rotación solar”.

Por su parte, la compiladora Arantxa Laise explica en la contratapa que el volumen recoge gran parte de la obra poética del autor, que se concentra en “las relaciones indisolubles que conectan los cuerpos: femeninos, masculinos, humanos y celestes”, Y agrega: “el poeta se apropia del discurso científico para la construcción de una voz donde el cuerpo humano y el cósmico se funden y se difuminan en un erotismo que trasciende fronteras”.

Enigma del universo

El volumen incluye obras que abarcan desde 1960 -”El errante (los frutos del tiempo)”- hasta 2006 (“Virtual”). También hay un prólogo de Rafael Felipe Oteriño a la edición de “Tu cuerpo es el mundo”, donde comenta que la poesía de Álvarez Sosa le produjo la sensación de que “devuelve al poeta la vieja tarea de hacer sensible el universo, en su esplendor y misterio; luego, por hacernos saber que el enigma de este universo no es tanto un problema de las ciencias como una articulación de la cultura en general y de la poesía como parte de ella. O en todo caso, de ambas a la vez. Que el instrumento poético es tan legítimo como el instrumento lógico en esta indagación, ya que el propósito de las dos es darnos una visión más generosa del mundo en que vivimos”.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios