Creando en Casa: los 12 ganadores ya tienen su premio

20 May 2020 Por Karen Fernández
12

El concurso "Creando en Casa", convocado por LA GACETA y el Ente Cultural de Tucumán, consagró a 12 cuentistas, cantantes, dibujantes y humoristas, ganadores de cada categoría y rango de edad entre los 914 participantes que respondieron a la invitación de darle rienda suelta a la imaginación durante la cuarentena sanitaria por el coronavirus. 

Ayer, los triunfadores (primero lograron el apoyo del público y luego, el aval de un jurado) recibieron sus diplomas y los cheques del premio. A todos, felicidades.

Fernando Pérez: a la espera de compartir su premio en familia

“La negrita piojosa” se titula el relato con el que Fernando Pérez ganó el concurso. Él trabaja en una empresa médica prepaga y en su tiempo libre se dedica a inventar historias. “Escribo desde chico, pero hace cinco años retomé esta práctica”, cuenta. Recibir finalmente su premio potenció las ganas de celebrar el triunfo en familia: “me encantaría salir a cenar cuando el Presidente lo permita. Quiero reunirme con mis amigos y familia; se extrañan hasta los compañeros de trabajo”, añade decidido a compartir su premio con los demás.

La cuarentena posibilitó a Pérez contar con más tiempo para dedicarle a sus historias. “Había empezado una novela meses antes del concurso y le dejé abandonada. Ahora, motivado por este reconocimiento, volví a retomarla. Escribir me da placer y me equilibra la vida, ya tendré unos 200 escritos de mi autoría”, admite. Para escribir Pérez necesita encontrar tranquilidad, silencio y concentración lo que le posibilitó crear su relato ganador donde aborda, en un contexto de pandemia, un episodio de segregación social a una niña.

María de la Paz González: “empujón” para crear un emprendimiento

María de la Paz González Figueroa se introdujo en el mundo de la literatura gracias a su papá, quien la acompañó a recibir el premio.

A medida que pasó el tiempo, la joven comenzó a conocer nuevas historias que terminaron conquistándola como las “Crónicas de Narnia” y la saga Harry Potter. “Las ideas para escribir surgen por lo general a la noche, cuando no me puedo dormir. De un día para otro decidí escribir las ideas para no olvidarlas”, recuerda. Su relato ganador, “El sueño”, combina en una misma historia lo fantástico y lo tenebroso. Con su premio de $ 10.000 comenzará, junto a una amiga, un emprendimiento en la industria textil. “Es la primera vez que participo en un concurso y estoy muy sorprendida. Por nada del mundo voy a dejar de escribir”, asegura. Su primera aproximación a la escritura fue gracias a la plataforma Wattpad donde González Figueroa subió algunos capítulos de una “fanfic” de Narnia, que es una novela que sucede en el mundo creado por su autor original, pero desde una perspectiva diferente imaginada por una fan.

Felicitas Medina Iturre: reconocimiento para ayudar a los demás

Los patines mágicos llegaron en los pies de Felicitas Medina Iturre, quien pensó en todas las personas que cumplieron años durante la cuarentena para crear su relato ganador en la categoría infantil. Con tan sólo nueve años expresa en papel los sentimientos que están presentes cada vez que agarra un lápiz. 

“Siempre me imaginé cosas, aprender a escribir me ayudó a que cuando pase el tiempo pueda tener un cuaderno para ver las ideas locas que tenía a esta edad”, resalta. Su premio ya tiene una misión que cumplir: “quiero darles la plata a los abuelitos que viven en un hogar y también comprar ropita para la bebé de mi niñera que está por nacer”, cuenta emocionada por la posibilidad de ayudar a los demás. Medina Iturre salió de casa con su papá por primera vez desde que empezó el aislamiento obligatorio sólo para recibir el premio. “En la cuarentena tengo más tiempo para escribir y eso me distrae. De todas formas extraño mucho estar al aire libre, pasar tiempo con mi familia y jugar con mis compañeras del colegio”, reconoce.

Jorge Osvaldo Missart: dinero que ayuda y también promueve el arte

La cuarentena desafió al profesor Jorge Osvaldo Missart a utilizar por primera vez la técnica anamorfosis que genera la ilusión óptica de que un dibujo está suspendido en el aire. Con una representación de un cubo mágico se consagró el ganador de la categoría mayores.

“Empecé a participar con la idea de hacer algo distinto en casa, como una diversión. Cuando comenzaron a subir los votos todo tomó un curso diferente y me enfoqué mucho más”, reconoce. Su premio de $ 15.000 ayudará a muchas personas: “voy a destinar parte del dinero al comedor de la parroquia San Juan de la Cruz porque en esta época mucha gente lo necesita. También voy a comprar útiles para mis alumnos de las escuelas rurales. Quiero que tengan elementos para pintar, muchas veces no pueden adquirirlos. Este premio va a seguir difundiendo el arte”, afirma. Su reconocimiento vino cargado de felicitaciones y aplausos. “Me votaron muchos alumnos que terminaron ayudándome con los votos -comenta- me llenó el alma que ellos se sientan orgullosos de su profesor”.

Milagros Álvarez: puerta abierta a nuevas aventuras en el futuro

El aislamiento obligatorio inspiró a Milágros Álvarez a crear su dibujo ganador en la categoría juvenil. “Es medio contradictorio haberme inspirado en la cuarentena cuando el arte es el que me ayuda a despejarme de pasar tanto tiempo en casa, pero me fue imposible no pensar en cómo tenemos que seguir viviendo, alterando nuestra rutina”, reflexiona. 

El servicio que brindan los médicos, los abuelos que no pueden ver a sus nietos, las personas que necesitan trabajar y no pueden, todo estuvo presente en su dibujo. “Es muy loco porque de chica no me gustaba dibujar, en jardín no le hacía ni los brazos a las personas que dibujaba. Luego comencé a hacer marionetas con rollos de papel higiénico en la casa de mi abuela, agarraba el lápiz y fui mejorando. No sé cómo surgió mi pasión por el arte”, comenta. Su premió ayudará a concretar una idea que viene hace tiempo. “Quiero transportar mi arte a la tela, me imagino haciendo prendas de vestir con diseños propios. Este dinero me ayudará a comprar los materiales y empezar una nueva aventura”, anticipa.

Thiara Andrada: inspirada en su mascota, logró ganar la categoría

Thiara Andrada se unió al concurso motivada por sus padres que querían dar a conocer el talento de su hija. La niña no dudó un segundo en retratar a su querida gata “Miau” que la acompaña desde los cuatro años y comenzó a juntar votos.

”Estoy acostumbrada a estar en casa, me gusta y siempre me refugié en el arte cuando lo necesitaba. Escucho mucha música y estoy dibujado todo el tiempo”, reconoce. Con su obra “Imagina” se impuso primera en la categoría menores. “Me gusta ser original, todo lo que hago es invento mío -destaca Andrada-. Creo personajes, historias y hasta termino soñando con ellos como si fueran reales, vivo en una fantasía”. Con el dinero aprovechará las compras online para adquirir una tablet y navegar por internet. “Me encanta las caras que hace mi gata cuando se enoja, pero en los últimos días está muy contenta y cariñosa conmigo. Me parece que ella presiente que me hizo ganar por primera vez un premio”, bromea.

Martín JC: nuevos equipos para mejorar el contacto virtual

Los $ 15.000 del premio a la mejor rutina de stand up serán usados por Martín JC para comprar equipamiento que le permita mejorar su presencia en las redes sociales con sus historias y relatos. 

“Lo virtual es la futura etapa de este trabajo. Estamos en contacto constante con muchos compañeros del género, con quienes compartimos escenario regularmente y que ahora nos volcamos a internet. Este reconocimiento fue una gran motivación para trabajar más en las plataformas”, dijo. Anoche realizaron su segundo vivo por Facebook con Leopoldo Nadra (otro finalista del Creando en Casa) y Luis Carrizo, y a futuro habrá más. “Nos genera la satisfacción de mantener el contacto con el público y poder medir sus reacciones”, reconoce. La decisión de usar un nombre artístico abreviado se debió a que le sonaba largo su doble apellido Juárez Cruz: “nadie me llama Jorge (su primer nombre) y en Monteros soy simplemente Gato”.

Julieta Magalena Martínez: un premio para aportar dinero a la familia

Julieta Magalena Martínez cumplió años en cuarentena y no pudo festejar como acostumbraba a hacerlo. “Siempre me gustó hablar de un tema y hacer reír a la gente. Opté por tomar como algo gracioso lo de mi cumpleaños y a la vez quería que la gente se identifique conmigo en el video”, comenta. 

El concurso ayudó a que por primera vez se anime a subir sus monólogos a internet. “El premio de $ 10.000 es muy necesario en mi familia: mi mamá es fotógrafa y mi papá tatuador, no pueden trabajar ahora. Somos seis en casa y estamos pasando tiempos difíciles”, lamenta. Ella aspira a ser algún día como sus youtubers favoritos: “Mica Suárez, Kevsho y Angie Velasco hacen contenido muy bueno y es admirable la capacidad que tienen de sacar sonrisas. Ahora la gente paga para reírse un rato y pasarla bien. Sería lindo presentarme en un teatro, pero primero tengo que seguir aprendiendo y esforzarme”.

Catalina Suárez Bellanti: con ocho años, disfruta haciendo reír a la gente

Catalina Suárez Bellanti no puede borrar su sonrisa mientras recibe el diploma. “Mis papás me dicen que siempre fui de reírme mucho, yo sé que soy muy exagerada cuando hablo y me gusta hacer Gracias a su video “Cata cuenta unos chistes” fue elegida por el jurado como ganadora de la categoría stand up infantil. Impulsada por sus padres se animó a grabar el video, que juntó 102 votos.

“Mi mamá me dejó participar sólo si le prometía que no me iba a poner triste si perdía, y nos sorprendimos cuando me dijeron que había ganado”, reconoce.

Con su premio de $ 5.000 quiere “comprarse todo lo que vea”, pero empezará con una mochila con un oso panda que vio en el centro la última vez que salió antes del aislamiento social obligatorio.

“Espero poder comprarla online y usarla mucho cuando vuelva a salir y pueda visitar a mis abuelos y jugar con mis amigas”, anhela la pequeña ganadora.

Santiago Figueroa: un premio para seguir haciendo música

Santiago Figueroa integra junto a sus dos hermanos la banda rock pop “Mientras el Lobo” y su idea al anotarse en el concurso era darse a conocer y “probar suerte” para obtener el premio que sería destinado a la grabación del primer disco del conjunto. Con más de 1.200 votos se impuso entre los más votados y fue el elegido por el jurado como ganador en la categoría mayores.

Con su presentación “Abrazos perdidos” les cantó a las personas que se sienten solas o deprimidas durante la pandemia. “Me imaginaba cantando mi canción a ancianos que estén transitando este momento solos, para darles una dosis de esperanza con mi granito de arena”, señalaba Santiago a LA GACETA. Anteriormente se habían presentado a concursos donde resultaron ganadores y ayudaron a difundir el proyecto.

Ganar este concurso y llevarse $ 15.000 a casa es un paso más en la carrera profesional del joven de 25 años que proyecta su vida dedicándose a la música.

Lucio Figueroa: invertirá el dinero en la grabación de un disco

Al notar el éxito que estaba teniendo su hermano en el concurso, Lucio Figueroa se animó a participar y comenzar a juntar votos. Junto a Santiago (ganador en la categoría mayores) integra la banda “Mientras el Lobo”, que está en medio de la grabación del primer disco. 

“Empecé a cantar hace poco, pero la pasión por la música viene de familia. Compuse una canción y me terminé anotando. No esperábamos terminar ganando los dos juntos, es una alegría muy grande y un gran paso para nuestra meta”, afirma. Con su premio de $ 10.000 sumado al de su hermano, su proyecto ya cuenta con $ 25.000 que ayudarán a financiarlo. “Comenzamos a grabar el álbum antes de la cuarentena con canciones que tenemos hace tres y cinco años más o menos. Esperamos estar lanzando nuestro primer trabajo en un par de meses”, dice esperanzado.

Camila Jurado: incentivo para seguir cumpliendo sueños

Camila Jurado, de 12 años, anhela desarrollar una carrera profesional y dedicar su vida a la música. “Este concurso afirmó lo que eran sólo deseos, se aclararon mis dudas de tomar más en serio este arte y de estudiar alguna carrera de esa rama”, confiesa. En su video ganador interpretó “Pensando en tí” acompañada de su ukelele rosa. Su inspiración para la canción fueron los amores no correspondidos, sobre todo cuando las personas quieren verse y no pueden.

Con el apoyo de toda su familia juntó los votos que la ubicaron entre los primeros lugares. “Esta iniciativa me pareció divertida y supe que me iba a ayudar a crecer. Todos nos alegramos con el resultado. Pasamos ansiedad y emoción, por un momento nos olvidamos de lo que estaba pasado en el mundo”, reconoció. Si bien todavía no decidió a qué va a destinar el dinero que ganó, tiene muy en claro que apenas termine la cuarentena agradecerá a su familia con muchos abrazos por el apoyo constante que recibe.

Temas

Coronavirus
Comentarios