Aumentan los crímenes vinculados con los robos en Tucumán - LA GACETA Tucumán

Aumentan los crímenes vinculados con los robos en Tucumán

Un cadete de 31 años peleó con tres asaltantes que pretendieron quitarle la moto y recibió dos disparos mortales en el barrio Victoria.

15 May 2020 Por Gustavo Rodríguez
1

EN PLENO TRABAJO. Dos peritos revisan el lugar donde se produjo el crimen del joven que se dirigía a trabajar en un local de la plazoleta Mitre.

“Y es lógico que esto iba a pasar. Hay más gente en la calle y ya no anda el malón de policías en la calle”, razonó Marcos Lencina, mientras observaba a los peritos trabajar en avenida Colón al 1.400, lugar donde fue herido mortalmente Carlos Sánchez, un cadete de 31 años que intentó evitar que le robaran la moto. Este vecino de barrio Victoria no es un especialista en materia de seguridad, sino que conoce los movimientos del vecindario. La flexibilización de la cuarentena no sólo trajo una mayor cantidad de potenciales víctimas , sino que casi no hay retenes de uniformados y no hay recorridos buscando personas violando el aislamiento preventivo obligatorio. “En otras palabras, hemos vuelto a la normalidad”, agregó Marcos.

En lo que va del mes, según los registros de LA GACETA, se produjeron ocho homicidios. Siete de esos hechos fueron en situación de robo, es decir crímenes vinculados a la inseguridad, la cifra más alta de 2020.

Al hacer un análisis más exhaustivo de esas cifras, se puede decir que cuatro tucumanos perecieron por el accionar de victimarios. Por esos hechos quedaron detenidas cuatro personas, mientras que dos no terminaron tras las rejas. Uno porque hasta ahora se cree que actuó en legítima defensa y el otro, porque fue ultimado por un pariente del joven que mató por reclamarle un robo.

Las otros tres fallecidos fueron ultimados por las personas que los asaltaron. En todos los casos, los delincuentes pretendieron quedarse con las motocicletas en las que circulaban las víctimas. En dos de estos crímenes estuvieron involucrados motochorros. El número se conoce cuando todo parece indicar que la Legislatura aprobará una norma para tratar de frenar los delitos que se cometen con este medio de movilidad. (Ver más información en página 13).

Desde que se decretó la cuarentena, mayo pareciera que se transformará en el mes violento. En marzo, donde sólo se cumplió el aislamiento preventivo 15 días, según los datos del Ministerio Público Fiscal, se registraron 12 homicidios. En abril hubo 8 y, en mayo, cuando aún queda recorrer la mitad del mes, ya se alcanzó ese número.

El caso

Sánchez era cadete de una sandwichería ubicada en la zona de la plazoleta Mitre. El joven, de 21 años, había abandonado su casa a bordo de una moto para presentarse en su puesto de trabajo. Al llegar a la avenida Colón al 1.400 se detuvo a charlar con un pariente. Mientras hablaban, tres jóvenes que circulaban en dos motos se frenaron y, después de amenazarlo con un arma de fuego, le exigieron que les entregara el rodado.

“El muchacho se resistió y a los golpes intentó evitar que le quitaran la moto. Hasta llegó a voltear a uno de los delincuentes. Al parecer, por los ruidos que escuchamos, le pegaron dos tiros. Luego escaparon”, explicó Gastón Rivadeneira, empleado de un comercio de la zona. “No se llevaron la moto porque los familiares la dejaron en un lubricentro. No querían que quede tirada en la calle”, agregó.

El cadete fue trasladado hasta el hospital Padilla, pero murió a las pocas horas de haber ingresado. “No se puede creer lo que está pasando en la provincia. Estamos hartos de que sucedan este tipo de cosas. Tienen que parar con los homicidios”, explicó Juan Carlos Fernández, amigo de Carlos Sánchez.

En barrio Victoria todos estaban espantados por el homicidio. “Él era un trabajador honesto que se ganaba la vida. En medio de esta cuarentena desgraciada nunca dejó de trabajar. Y resulta que ahora vienen tres infelices y le arrebatan la vida como si nada. En Tucumán, para que no pasen más cosas como esta, la Policía debería actuar como lo hicieron para controlar a los que no cumplían con la cuarentena. Hay que terminar con estas basuras”, opinó Marcos Herrera, compañero de trabajo.

Los hombres de la división Homicidios, al mando de los comisarios Cristian Peralta y Diego Bernachi, dijeron que tienen una pista sobre quiénes podrían haber participado en el hecho. Sospechan de tres jóvenes que integrarían una banda que se dedicaría al robo de motocicletas. Los investigadores trabajan junto al personal de la seccional 13°.

Comentarios