Las modalidades de contacto nulo o moderado serán claves para el regreso del rugby

El regreso de la ovalada. parece lejano

15 May 2020 Por Federico Espósito

Por el momento, no se sabe cuándo volverá a jugarse rugby en Tucumán. Lo que sí se sabe es que la dinámica de regreso será similar a la que opera en la confianza entre una persona y otra: se baja en ascensor y se sube en escalera. En efecto, el rugby entró en estado de parálisis total de la noche a la mañana a causa de la pandemia, al igual que todas las demás disciplinas deportivas, pero será una de las que más tiempo demore en desacalambrarse. ¿Por qué? Por su alto nivel de contacto, casi una mala palabra en este nuevo régimen en el que la distancia social será sinónimo de salud hasta quién sabe cuándo.

La única posibilidad, entonces, sería un rugby sin contacto. ¿Es posible tal cosa? Sí. Más aún: no sólo es posible, sino que ya desde hace tiempo viene siendo impulsado desde World Rugby a través del programa “Get into rugby” (lanzado antes de los Juegos Olímpicos de Río 2016), e implementado en todo el mundo como una variante introductoria más accesible para atraer nuevos practicantes a la disciplina. En Argentina (y particularmente en Tucumán), Get into rugby tomó la forma y el nombre de “Probá Rugby”, a través del cual muchos jóvenes -tanto mujeres como varones- tuvieron su primer contacto con la ovalada.

“Todas las uniones del país hacen eventos de difusión para que más personas se animen a jugar al rugby. Estos eventos de ‘Probá Rugby’ se llevan a cabo no sólo en clubes, sino también en plazas o en escuelas, porque lo que se enseña son modalidades de rugby sin contacto, que son muy seguras para los chicos. Por ejemplo, el tag rugby, en el que se reemplaza el tackle por la acción de quitarle una cinta que el portador de la pelota lleva en la cintura, o el touch rugby, en el que basta con tocar con una o ambas manos a quien lleva la pelota. No hay tackle, ni rucks ni formaciones fijas”, explica David Ruffino, oficial UAR de Desarrollo y Difusión.

Aunque pueda resultar contradictoria al concepto tradicional que se tiene del rugby, la modalidad sin contacto será clave para que la ovalada pueda volver sin tener que esperar al restablecimiento de las condiciones previas a la pandemia, algo que podría tomar muchísimo tiempo. “Creo que todavía estamos lejos de volver al rugby total”, opina José Rubino, oficial de desarrollo de la Unión de Rugby de Tucumán, y encargado de implementar “Probá Rugby” en la provincia.

DESTREZAS. Las modalidades sin contacto o de contacto moderado serán claves para que la ovalada vuelva a las canchas.

Volviendo al concepto de la escalera: la intención es que el regreso del rugby pleno se haga de manera escalonada, y el primer escalón sería retomar los entrenamientos dentro de lo que la distancia social permita. “Correr, pasar y patear la pelota. Apartir de entonces pasaríamos al segundo escalón, que sería retomar el juego con cualquiera de las modalidades sin contacto. Por ejemplo, podríamos organizar una competencia de rugby con cinta (tag rugby)”, teoriza Rubino.

Volviendo al concepto de la escalera: precisamente, la intención es que el camino de regreso hacia el rugby pleno se haga de manera escalonada, y el primer escalón sería retomar los entrenamientos dentro de lo que la distancia social permita. “Caminar, correr, pasar y patear la pelota. Recién a partir de entonces pasaríamos al segundo escalón, que sería retomar el juego con cualquiera de las modalidades sin contacto. Por ejemplo, podríamos organizar una competencia de clubes en la que se juegue al rugby con cinta (tag rugby)”, teoriza Rubino.

Luego se pasaría a una instancia intermedia: rugby de contacto moderado. “Ya hablamos de rugby de toque (touch rugby), que puede ir de una simple tocata hasta una agarrata, que se ha usado mucho para iniciar en rugby femenino. Y ahí también tenemos el X Rugby, en el que ya hay tackle, pero sólo uno contra uno. Ese sería el escalón previo al rugby pleno, que es el que conocemos todos, y que puede ser desde seven hasta 15 jugadores”, se explaya Rubino.

Comentarios