"Oponerse a la Ley Micaela es faltarles el respeto a cientos de miles de mujeres que sufren violencia de género"

El legislador Federico Masso y la secretaria de Derechos Humanos, Érica Brunotto, criticaron con dureza a Nadima Pecci por sus declaraciones.

05 May 2020
1

NI UNA MENOS. La ley Micaela suma adherentes. LA GACETA/ ARCHIVO

Las declaraciones de la legisladora Nadima Pecci (Fuerza Republicana), quien criticó a la Ley Micaela y presentó un proyecto alternativo, generaron polémica en las redes sociales. Tanto sus pares Federico Masso (Libres del Sur) y Roque Álvarez (PJ) como la secretaria de Derechos Humanos, Érica Brunotto, salieron al cruce de la parlamentaria.

"La ignorancia mata, mata a una mujer cada 26 horas. 117 femicidios. 60% más de llamadas de mujeres violentadas durante la cuarentena. Es una irresponsabilidad y una falta de respeto a cada una de ellas este tipo de declaraciones", tuiteó la funcionaria. Y agregó: "sin contar lo penoso que resulta que una legisladora desconozca la diferencia entre ideología de género y perspectiva de género".

Masso, por su parte, sostuvo que "oponerse a la adhesión a la Ley Micaela es faltarle el respeto a cientos de miles de mujeres que sufren violencia de género y a los familiares que lloran a sus hijas, hermanas, nietas, muertas por femicidios".

Pecci había argumentado que "mientras el garantismo está liberando cientos de violadores y homicidas, en Tucumán se está intentando meter por la ventana la adhesión a la Ley Micaela, que prioriza el adoctrinamiento ideológico por sobre la real protección a las mujeres".

"¿De que adoctrinamiento me hablan? Capacitar a los empleados y funcionarios de los tres poderes del Estado en una problemática que cobra una vida de una mujer cada 29 horas es lo correcto. Oponerse a esto es tener una mirada retrógrada y alejada de la realidad", criticó el legislador de Libres del Sur.

"Así como evoluciona la tecnología, también lo hacen las generaciones. No aceptar estos cambios de paradigmas y legislar para que las políticas públicas ataquen esta realidad que duele, como la violencia de género, es de un egoísmo y ceguera atroz", finalizó Masso.

El presidente del bloque oficialista, Roque Álvarez, se comunicó con este diario y explicó que en la última sesión propuso la reversa del tema con el consenso mayoritario del espacio. "Para nada es verdad lo que sostiene la legisladora, nada más lejos de la realidad", aseguró.

El legislador destacó que la Ley Micaela es "el complemento ideal" que la ley que se acaba de publicar y numerar, para la Emergencia para la Violencia contra la Mujer (N° 9.237). "El Estado se hace presente con la construcción de albergues para la ayuda de estas mujeres, etcétera. La Provincia va a contar la ayuda de la Nación", agregó.

Álvarez, además, remarcó que la ley nacional 27.499 apunta exclusivamente a la capacitación del personal de los tres poderes del Estado. "No es de carácter general para los 44 millones de argentinos. Es un curso de capacitación para que lleve a un cambio de paradigma sobre el trato o el destrato que se le da a la mujer", expresó.


La Ley Micaela, a la que la provincia aún no está adherida, tiene como objetivo la capacitación en los tres poderes del Estado provincial en materia de prevención de violencia contra la mujer. El presidente de la Legislatura, Osvaldo Jaldo, se comprometió a tratarla en la próxima sesión.

Comentarios