Proyectan la unión de entidades deportivas para evitar el cierre de clubes

El presidente de Lomas Basket anunció que más de 40 instituciones emprenderán accciones en forma conjunta para afrontar los problemas causados por la crisis epidemiológica mundial.

22 Abr 2020
1

Lomas Basket es uno de los clubes tucumanos de más reciente creación. Compite en handball, cestoball y básquet. (FOTO TOMADA DE FACEBOOK LOMAS BASKETBALL)

La pandemia mundial del Covid-19, el virus que ya ha contagiado a más de 2,4 millones de personas y ha provocado la muerte de 178.500, trastocó por completo la vida de la sociedad en todos sus ámbitos.

Las instituciones deportivas no son ajenas a esa realidad, especialmente los clubes de barrio, cuya subsistencia futura obviamente ha sido puesta en jaque por la crisis sanitaria internacional. Matías González, presidente de Lomas Basket, una entidad de incipiente desarrollo fundada en 2016, ha emprendido una campaña que llamó “Clubes unidos” para realizar acciones conjuntas en salvaguarda de la continuidad de sus actividades.

“Los clubes están cerrados y seremos uno de los últimos sectores en volver a trabajar; con todos los dirigentes coincidimos en que la herramienta virtual hoy más que nunca se convierte en algo sumamente esencial. Ya hablamos con más de 40 dirigentes de clubes y cada uno transmitió sus diferentes realidades. Coincidimos en muchos aspectos para poder seguir teniendo las puertas del club abiertas”, comenzó explicando su iniciativa.

González considera que “es de gran importancia abrir un canal de comunicación directo con el Estado provincial para poder trabajar en otros aspectos esenciales, tales como los servicios de luz, agua, gas, entre otros, ya que el Estado nacional ha dispuesto medidas como el programa de asistencia de emergencia al trabajo y la producción para instituciones deportivas y federaciones… Además, las asociaciones civiles quedan exentas del corte de servicios, por mora o falta de pago de hasta tres facturas consecutivas desde el 1° de marzo”.

La preocupación está centrada también en la falta de ingresos y en el pago del personal de los clubes (entrenadores, auxiliares, caseros, personal de mantenimiento).

“Está claro que no podemos pretender en este contexto que los socios paguen sus cuotas, tampoco contamos con sponsors. Carecemos de recursos, no tenemos ingresos, pero sería un retroceso y un fracaso para nosotros si algún club cierra sus puertas o un entrenador o cualquier empleado se queda sin trabajo. Por eso, sólo la unión de los clubes nos permitirá atravesar este momento crucial”, concluyó González.

Comentarios