El Caribe añora a los turistas

El Caribe añora a los turistas
20 Abril 2020

POR MARK FRANK Y KATE CHAPPEL / AGENCIA REUTERS

Los lagartos que se pasean por las instalaciones de los lujosos hoteles de Varadero son los únicos habitantes de la zona, debido a que el cierre de las fronteras en Cuba para detener la expansión del coronavirus ha dejado el balneario sin turistas.

Nadie se baña en sus aguas color turquesa ni se relaja en la arena blanca, lo que hace que cientos de hoteles, tiendas y restaurantes permanezcan vacíos, al igual que el aeropuerto local.

Escenas similares se ven en todo el Caribe, la región más dependiente del turismo en el mundo, por la pandemia que ha cerrado fronteras, suspendido vuelos y cruceros y dejado a gran parte del planeta aislado.

Desde los pueblos históricos de República Dominicana hasta las caletas de Trinidad y Tobago, el turismo emplea cerca de 2,5 millones de personas y genera, directa e indirectamente, casi un tercio de la producción económica de la región, según la Organización de Turismo del Caribe.

Hay pocos lugares donde el impacto económico de la epidemia sea tan inmediato como en los 26 archipiélagos de pequeños estados insulares y sus dependencias, muchos de los cuales ya estaban muy endeudados antes de la pandemia.

Hasta el momento, la región caribeña de 45 millones de habitantes reportó unos 7.000 casos de coronavirus y 300 muertes, la mayoría en República Dominicana. Sin embargo, millones perdieron sus empleos o se quedaron sin salario debido al brote.

La Organización Mundial del Turismo (OMT), pronosticó en marzo una caída de hasta un 30% en los arribos para este año. El Banco de Desarrollo del Caribe fue más allá y pronosticó un desplome del 50% si las restricciones continúan hasta septiembre y un 100% si las políticas permanecen vigentes durante el año. El Fondo Monetario Internacional vaticinó que el Caribe oriental, que depende de las líneas de cruceros, estará entre los más afectados. Carnival Corp canceló las salidas hasta el 26 de junio; Royal Caribbean Cruises suspendió hasta el 11 de junio.

En Barbados, las grullas amarillas dominan el puerto de la capital Bridgetown debido a la ausencia de cruceros. Por lo general, seis o siete barcos estarían atracando, pero las líneas principales han cancelado viajes en medio de la temporada alta.

Comentarios