Dengue: se duplicaron los casos y crece la preocupación

En los últimos 10 días, el aumento de enfermos fue constante. En medio de la pandemia de coronavirus, los médicos dicen que no le estamos dando la importancia que este virus requiere.

12 Abr 2020 Por Lucía Lozano
1

FUMIGACIONES. Operarios fumigan con insecticida un espacio verde de San Miguel de Tucumán. A pesar de los controles, los casos aumentan. la gaceta / foto de Ines Quinteros Orio

El ingeniero Fabián Soria, decano de la Universidad Tecnológica de Tucumán (UTN), fue uno de los tantos tucumanos que en los últimos días se infectaron con dengue al ser picados por el mosquito Aedes aegypti en plena cuarentena preventiva y obligatoria por el coronavirus. Y no la pasó nada bien. Incluso estuvo internado cinco días en terapia porque presentó un grave cuadro de la enfermedad. “Es terrible; quedé muy débil, sin fuerzas para nada”, confiesa.

En muchas guardias de hospitales, clínicas y centros asistenciales, el dengue le gana por goleada al coronavirus. La enfermedad transmitida por el mosquito está afectando cada vez más a los tucumanos, aunque lo hace en silencio, mientras toda la atención está puesta en la covid-19.

Se reportan en promedio más de 30 nuevos casos diarios de dengue. La cantidad de pacientes que contrajeron la enfermedad en los últimos diez días se duplicó: pasó de 261 a más de 500 casos.

Los médicos están preocupados. Desde que se dictó el aislamiento social y obligatorio en el país -a raíz de la pandemia de coronavirus-, todas han sido desventajas en la lucha contra el vector del dengue. Por un lado, la cuarentena puede provocar más contagios de esta patología, debido a los hábitos domiciliarios del mosquito Aedes y a que este pica principalmente cuando uno descansa. Por otra parte, creen que son mínimas las notificaciones de dengue. Mucha gente no se acerca a los centros de salud a consultar debido a la cuarentena y al temor.

Junto con una mayor circulación de mosquitos en los domicilios, a causa de las acciones de ventilación sugeridas para la prevención de la covid-19, hay una orden del Ministerio de Salud de reducir las visitas domiciliarias para eliminar criaderos de mosquitos. Los bloqueos que se realizan normalmente ante la notificación de un caso de dengue incluyen visitar el domicilio del paciente y los alrededores para verificar que no haya posibles criaderos del mosquito. Al mismo tiempo, se fumiga la zona y los agentes sanitarios rastrillan las casas aledañas en busca de casos febriles sospechosos.

Muchas de estas acciones cambiaron desde el 20 de marzo. Ahora los agentes sanitarios están más limitados. Teniendo en cuenta que el coronavirus se propaga de persona a persona, las autoridades sanitarias aprobaron una nueva normativa. Esta prevé que durante las acciones de bloqueo, si en alguna vivienda hay una persona enferma que no puede abandonar la casa, no puede realizarse el tratamiento domiciliario con insecticidas y tampoco se puede entrar en las viviendas a controlar criaderos si hay casos sospechos de covid-19.

Por ello, hoy más que nunca, los expertos apelan al compromiso de los vecinos para que ellos aprovechen el hecho de estar más tiempo en sus casas para limpiar los fondos, eliminar todos los recipientes en desuso que puedan servir de criaderos de mosquitos. “Se entiende la urgencia del coronavirus, pero si no nos tomamos en serio esta emergencia, el dengue, zika y chikungunya van a venir cada vez más fuertes y serán más agresivos”, advierte el biólogo Nicolás Schweigmann, investigador independiente del Conicet y profesor adjunto de la UBA, viene estudiando mosquitos desde hace más de 20 años.

Preocupación

Desde el Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (Sitas) manifestaron su preocupación por el avance del dengue y por la falta de recursos en muchos centros asistenciales para afrontar la demanda creciente de afectados por la enfermedad.

“La epidemia de dengue crea una situación muy compleja, sobre todo ahora que se sumó el coronavirus. Y en poco tiempo también tendremos más consultas por la circulación de otros virus: los de la influenza y el sincitial respiratorio”, advierte el doctor Jorge Sadir.

Sadir cuenta que los médicos esperan que el mosquito les un respiro en junio, con la llegada de los días más invernales. La duda que tienen es si el frío llegará a tiempo para que lo peor del dengue no coincida con el pico del coronavirus.

“Actualmente estamos viendo muchos infectados por dengue y aumentan los casos, aunque hay más preocupación por el coronavirus. Estamos afligidos porque no tenemos muchos medios en el interior para afrontar la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes. Tuvimos una reunión con el Siprosa; se comprometieron a enviar repelentes, pero aún no lo hicieron”, reclamó el médico de Sitas.

Dio como ejemplo el CAPS donde él trabaja, en Leales. “No hay repelentes. Para tratar los síntomas de la enfermedad, necesitamos más paracetamol. Tenemos solo cuatro cajas y se necesitan dos blísters por cada paciente”, remarcó. “Ni siquiera el sistema nos informa con certeza la cantidad de infectados con dengue. Creo que no que le estamos dando la importancia que este virus representa”, concluyó.

Coincidieron con él pediatras de todo el país. La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) difundió un comunicado en las últimas horas manifestando su preocupación por el aumento silencioso de casos de dengue. En el escrito piden estar más atentos que nunca a los síntomas de la enfermedad: fiebre, dolor de cabeza, dolor abdominal, dolor alrededor del ojo (retro-ocular), derrames oculares. manchas rojas en la piel, náuseas, vómitos y alteraciones del sabor de los alimentos y las bebidas.

La epidemia
Ya hay 507 tucumanos infectados

La lista de tucumanos afectados por el dengue sigue en aumento. Según el último parte epidemiológico provincial, 1.700 personas presentaron síntomas de la patología. De ellos,  507 confirmaron la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti. El virus circula por la mayoría de los barrios de San Miguel de Tucumán, Lules, Yerba Buena, Alderetes, Tafí Viejo, Banda del Río Salí y Concepción. A nivel nacional, la epidemia también está creciendo. Desde 2016 no se registraban tantos enfermos. Este año, se notificaron al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud 26.351 casos con sospecha de dengue, de los cuales 7.862 resultaron positivos. Fallecieron más de 15 personas en el país por el virus del dengue. En Tucumán, hay un muerto y otro caso en investigación.

Descacharrado
Investigadores impulsan una campaña

Bajo el lema “Que el aislamiento social nos sirva también para protegernos del dengue”, un grupo de investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas Técnicas (Conicet) y distintas universidades nacionales del país lanzaron una campaña de concientización. Se insta a los ciudadanos a aprovechar la cuarentena para limpiar sus hogares y así evitar la formación de criaderos del mosquito Aedes aegypti. Se aconseja: vaciar las regaderas luego de usarlas y guardarlas bajo techo para evitar que se llenen con agua de lluvia; eliminar el contenido de las botellas que están afuera y almacenarlas boca abajo; quitar el agua de los platos que suelen alojarse debajo de las macetas; deshacerse de la basura de los patios y reemplazar el agua de los floreros por arena húmeda.

Panel coronavirus Tucumán

Estadísticas actualizadas de nuestra provincia Ver panel covid

Temas

Dengue
Comentarios