Por día, se ordenan hasta 60 medidas para proteger a víctimas de violencia de género

Se ordenó la colocación de pulseras electrónicas para seguridad en varios casos.

10 Abr 2020 Por Luis Duarte
1

Una mujer alertó el jueves pasado a los servicios de emergencia que su marido la estaba golpeando. Ese día, aprovechó un momento de dispersión adentro de su casa de Yerba Buena para pedir auxilio, ya que el hombre no la dejaba hacer ningún movimiento. La Policía llegó luego al lugar, sorprendió al acusado en flagrancia y lo aprehendió.

Una semana antes, otra víctima se había presentado con sus hijos en la comisaría para dar aviso que su pareja la amenazaba y también a su familia con un arma.  Tres horas más tarde, el esposo fue aprehendido durante un allanamiento en su vivienda, ubicada en un barrio exclusivo de la misma localidad. Además, se secuestró un arma, según datos de la causa.

El aislamiento obligatorio y preventivo  ha hecho caer cortinas de hierro en muchos hogares. Por estos días, las víctimas, como en estos casos, han sobrellevado un ambiente de violencia y no pudieron dar aviso durante el encierro.  Atento a ese escenario de urgencia, la Justicia ha reaccionado con un mecanismo procesal que posibilite el resguardo de las personas en el instante.

Las fiscalías especializadas en Violencia de Género han requerido entre 50 y 60 medidas de protección por día en este período. Esas acciones se centraron en la exclusión de la residencia y la prohibición de acercamiento de los agresores, según informaron fuentes oficiales. A la vez, se ordenó la colocación de pulseras electrónicas para seguridad en varios casos.

“Antes, teníamos en cuenta algunos requisitos para solicitar estas disposiciones. Ahora, en cuarentena, las pedimos de manera inmediata.  Los jueces de esta ‘mini feria’ hicieron lugar rápidamente a nuestros planteos, al estar en contacto directo mediante llamadas u otro dispositivo electrónico”, remarcó Ignacio López Bustos, a cargo de las dos fiscalías especializadas en Violencia de Género.  Un dato positivo fue el descenso de las denuncias por violencia de género que ingresaban a los tribunales penales, de acuerdo a las referencias del fiscal.

De acuerdo a los casos registrados, las mujeres que sufrían violencia y amenazas concretaron llamados al 911 para pedir ayuda, entre otras vías de contacto. Los organismos oficiales dispusieron semanas atrás líneas de celulares abiertas las 24 horas para que las víctimas no tengan que salir de la casas.

“Son elementales los recursos o los medios para acudir a las fuerzas de seguridad o a la Justicia y denunciar los hechos. Por ello, los sistemas tecnológicos cumplen una función importante. Se han utilizado en algunas jurisdicciones la posibilidad de que víctimas utilicen distintas alternativas para realizar denuncias, por ejemplo, al hacer compras en comercios o farmacias puedan lograr establecer mensajes en código para denunciar”, dijo el juez de Instrucción II, Facundo Maggio.

María del Carmen Carrillo, secretaria de la Mujer, había pedido que los miembros de la familia o los vecinos también denunciaran a través de estos medios.” Deben entender que pueden estar ayudando a salvar una vida”, había señalado días atrás la funcionaria.

Las medidas de protección también se establecieron en causas por otros delitos, como amenaza con armas de fuego, pero en menor cantidad.

Los teléfonos ya habilitados son:

381- 6004378 (Observatorio de la Mujer)

381- 3545376 (Secretaria de la Mujer)

381- 3990988 (OVD)

381- 6064159 (División de Violencia de Género).

Comentarios