Varados en Dinamarca: "estamos dispuestos a ayudar a los adultos mayores, pero que nos dejen volver"

Álvaro y Camila son una pareja de tucumanos, de 26 y 22 años respectivamente, que no pueden regresar al país por la cuarentena.

08 Abr 2020

El grito de ayuda de argentinos varados en el exterior se escucha desde distintos lugares del mundo. Esta vez, es una pareja de tucumanos en Dinamarca los que ven cómo pasan las semanas y no tienen novedades sobre su repatriación.

Álvaro Gómez Omil (26) viajó con su pareja, Camila Sanson (22) en febrero a gestionar la visa Working Holidays, un programa de viaje y trabajo. "Por la pandemia quedaron suspendidos todos los trámites hasta nuevo aviso, por ende nunca pudimos trabajar. Los ahorros se están acabando y no hay ninguna certeza de cuándo podremos volver", explica Álvaro.

"pedimos que nos dejen volver a nuestro país. No sé si servirá, pero nos comprometemos a colaborar con las personas mayores. Haciendo sus mandados, compras en super, lo que necesiten. Pero pedimos que nos dejen volver", dice Álvaro (26).

Según contó, él y Camila están alquilando una habitación en un departamento compartido. "Somos 100 personas aproximadamente en la misma situación que estamos esperando una respuesta. Teníamos el regreso programado para el 4 de mayo pero el vuelo fue cancelado y sólo tenemos la opción de reprogramarlo a partir de junio...", aseguró.

Álvaro contó que están en comunicación con el consulado argentino en Dinamarca, pero que ellos tampoco tienen una respuesta sobre su caso.

"Estamos dispuestos a pagar un nuevo pasaje de ser necesario, pero un precio razonable, no U$S 800 como nos querían cobrar, cuando la tarifa promedio es de 300 a U$S 400. De todos modos, cuando intentamos comprar esos pasajes caros, tampoco pudimos porque se cancelaba la compra", explicó

EMBARAZADA. Eduardo y Noelia son una pareja bonaerense, amiga de los tucumanos Álvaro y Camila. Ella está embarazada y varada en Dinamarca.barazada esperando poder volver. Eduardo y Noelia Foto: gentileza Álvaro Gómez Omil.

La situación de las personas en el exterior se vuelve cada vez más desesperantes y esperan todo el tiempo los nuevos anuncios del Gobierno para ver cómo se definen sus casos. Pero no hay noticias. 

Tanta es la desesperación por regresar, que Álvaro y Camila están dispuestos a ofrecer algo a cambio: "pedimos que nos dejen volver a nuestro país. No sé si servirá, pero nos comprometemos a colaborar con las personas mayores. Haciendo sus mandados, compras en super, lo que necesiten. Pero pedimos que nos dejen volver", dijo él.

Comentarios