Reino Unido registró su peor día con 938 muertes

Las buenas noticias sobre la salud del primer ministro Johnson contrastan con la actualidad de los datos sobre infectados y fallecidos por covid-19.

08 Abr 2020
1

PUBLICIDAD. En Piccadilly Circus, la publicidad del Ministerio de salud es clara: "quedate en casa, salvá vidas". REUTERS

El primer ministro británico, Boris Johnson, permanece en terapia intensiva y está respondiendo positivamente al tratamiento contra el coronavirus, mientras el número de fallecimientos por el virus registró este miércoles un nuevo récord por segundo día consecutivo con 938 víctimas.

Así lo informó el ministro de Economía Rishi Sunak en la sesión informativa diaria del gobierno, dos días después de que el primer ministro fuera ingresado en terapia intensiva porque sus síntomas de coronavirus empeoraron.

"El primer ministro no es solo mi colega y mi jefe, sino también mi amigo y mis pensamientos están con él y su familia", agregó. Según Sunak, Johnson recibió una excelente atención y asesoramiento en cada paso del proceso.

“La última noticia del hospital es que Boris permanece en terapia intensiva, donde su condición está mejorando y se ha sentado en la cama” (Rishi Sunak)

Esta mañana un vocero oficial del premier británico informó que Johnson estaba recibiendo un tratamiento de oxígeno estándar y que no necesitó de ninguna otra asistencia. Además, destacó que no está realizando ningún tipo de trabajo.

Mientras el equipo médico de Johnson evita dar pronósticos o cronogramas de su recuperación, el experto en terapia intensiva del Imperial College de Londres, Anthony Gordon, sugirió al diario “The Telegraph”, que el primer ministro no podría volver a trabajar a tiempo completo hasta dentro de "unos meses". Mientras tanto, en reemplazo de Johnson quedó a cargo del gobierno británico el actual canciller, Dominic Raab.

Panaroma sanitario
En este contexto, 938 personas murieron en las últimas 24 horas en el país, lo que elevó el total de fallecidos a 7.097, en tanto los infectados aumentaron a 60.733 con casi 5.500 casos nuevos, según informó Sunak.

El salto de este miércoles en las muertes en el Reino Unido superó los 919 fallecidos anunciados por Italia el 27 de marzo, según destacaron medios británicos, mientras que un estudio estimó que el país podría terminar registrando el mayor número de víctimas fatales por coronavirus en Europa.

Un estudio general hecho sobre todos los países afectados del continente concluyó que el Reino Unido podría convertirse en el país con el peor saldo de víctimas en Europa con hasta 66,000 muertes por coronavirus. Sólo en Inglaterra se registraron 828 muertes y 70 en Escocia, mientras que Gales registró 33 fallecidos e Irlanda del Norte, cinco.

El Servicio Nacional de Salud dijo que las últimas víctimas tenían entre 22 y 103 años, incluido un hombre de 35 años aparentemente en buenas condiciones de salud.

Aislamiento británico
En cuanto a las restricciones del bloqueo impuesto en todo el Reino Unido y la posibilidad de extenderlo más allá de la semana próxima, el canciller dijo que cualquier decisión se basará en datos científicos.

Esta mañana el secretario de Salud, Edward Argar, adelantó a la cadena de noticias pública BBC que todavía no hay evidencias científicas sobre la evolución del brote como para permitir tomar una decisión sobre la flexibilización de estas medidas, por lo que no serán reconsideradas el lunes como estaba previsto. Ayer el gobierno británico alertó que el pico del brote podría no llegar hasta dentro de una semana y media.

"Tenemos que estar por encima de ese pico antes de pensar en hacer cambios. Es demasiado pronto para decir cuándo lo alcanzaremos", afirmó Argar. Cuando se anunció el aislamiento, el mes pasado, el primer ministro dijo que las medidas se revisarían cada tres semanas.

Mientras tanto, el director médico del Servicio Nacional de Salud de Inglaterra, Stephen Powis, que compartió la conferencia con Sunak, dijo que los datos de admisión de los hospitales mostraban los "primeros signos de estabilización", pero aclaró que no es el momento de flexibilizar las medidas porque el virus empezaría a extenderse de nuevo si no se seguían las reglas de distanciamiento social.

Sunak, por su parte, anunció un paquete de 750 millones de libras para mantener a flote las organizaciones benéficas durante la pandemia.

"Nuestras organizaciones benéficas juegan un papel crucial en la lucha nacional contra el coronavirus, apoyando a los más necesitados. Es correcto que hagamos todo lo que podamos para ayudar al sector durante este difícil momento", indicó y recordó que millones de personas en todo el país dependen de los servicios que dan estas organizaciones.

Comentarios