El FBI evitó un ataque supremacista a un hospital con pacientes con coronavirus - LA GACETA Tucumán

El FBI evitó un ataque supremacista a un hospital con pacientes con coronavirus

El atacante, identificado como Timothy Wilson, de 36 años, fue abatido el pasado martes 24, cuando intentaron arrestarlo después de una investigación de seis meses.

31 Mar 2020
1

FBI

Estados Unidos, el país con más contagiados por coronavirus, aseguró hoy que frustró a través del FBI un ataque con bomba a un hospital que atiende a afectados por la pandemia y que al parecer iba a ser perpetrado por un hombre en el estado de Missouri.

El atacante, identificado como Timothy Wilson, de 36 años, fue abatido el martes 24 de marzo, cuando el FBI intentó arrestarlo después de una investigación de seis meses.

Según los investigadores, Wilson -oriundo del estado del centro oeste- tenía como objetivo llamar la atención sobre su postura de supremacista blanca, informó la agencia ANSA.

Fuentes del FBI señalaron que Wilson tenía intenciones de hacer estallar una bomba en un vehículo en un hospital debido al "mayor impacto que causaría dado la atención de los medios de comunicación en el sector de la salud" por a la pandemia de coronavirus.

Wilson había comprado varias bolsas de fertilizante que pueden ser utilizadas en bombas y las mantuvo en una unidad de almacenamiento, precisaron las fuentes, que explicaron que el hombre y un agente del FBI encubierto visitaron el hospital y discutieron la planificación del ataque.

El martes pasado, Wilson se encontró con el agente encubierto en la unidad de almacenamiento y recogió lo que él pensó que era una bomba que funcionaba, pero que en realidad era un dispositivo inerte construido por expertos del FBI.

Según la explicación oficial, el atacante fue abatido en un tiroteo cuando el FBI intentó arrestarlo.

"Wilson había tomado las medidas necesarias para adquirir los materiales necesarios para construir un dispositivo explosivo", dijo el FBI en un comunicado.

Los investigadores dijeron que seguían "de cerca a Wilson para proteger la seguridad pública" desde al menos septiembre de 2019.

El objetivo del atacante era "promover su ideología extremista violenta por motivos raciales", afirmó la agencia de investigaciones criminales.

El FBI dijo que la trama de Wilson refleja una tendencia entre los supremacistas blancos que "buscan maximizar su audiencia y la difusión de su mensaje". (Télam)

Comentarios