La posibilidad de ser copropietario de un cuadro, a un clic

La plataforma de internet ArtShare representa y vende a artistas famosos y a otros en crecimiento.

31 Mar 2020
1

OFERTADO. “Ali boris”, de Julian Schnabel, integra la galería virtual de arte.

En medio de un panorama excepcional por la pandemia y con la comunidad artística altamente afectada por la inevitable crisis económica, el mercado internacional del arte se las ingenia para buscar nuevas herramientas para subsistir. Un ejemplo es la flamante plataforma ArtShare, en la que se pueden adquirir obras de arte en acciones, y convertirse en copropietario de una pintura, escultura o grabado.

“Mediante la adquisición de una o más acciones de inversión, Art Share permite a cualquier persona convertirse en copropietario de una obra de arte y beneficiarse de su aumento de valor”, explican desde Italia sus creadores: el galerista Claudio Poleschi y el consultor financiero Maurizio Fontanini. Entre los artistas ofertados figuran Giorgio de Chirico, Giorgio Morandi, Pablo Picasso, Andy Warhol, Christo, Mario Merz, Mimmo Paladino, Michelangelo Pistoletto y Ettore Spalletti. Y sumó recientemente a su catálogo obras de Julian Schnabel, Robert Rauschenberg, Jim Dine, Sol LeWitt, Yayoi Kusama, Marisa Merz, Georges Mathieu, Giuseppe Uncini, Stefano Arienti y Vittorio Corsini, entre otros.

“Las obras son seleccionadas por un equipo de expertos, por su calidad y por su potencial de venta, es decir, por su potencial en términos de crecimiento de valor”, señala el curador que coordina el equipo de evaluación, Fabio Cavallucci, ex director del Centro Pecci de Prato y del Centro de Arte Contemporáneo Zamek Ujazdowski de Varsovia.

La plataforma es un sistema de compra sin precedentes en el mercado ya que se pude comprar, si se desea, sólo una acción. Fue lanzada el 24 de enero desde Italia y cada paso del proceso se digitaliza en el sitio web artsharesales.com/en, desde la elección de la obra en la que se va a invertir hasta la decisión sobre el número de acciones e incluso con la opción de adquirir la obra completa, lo que apunta a que el sitio sea también un espacio de información sobre la evolución de la economía del arte.

“Los inversores pueden comprar una o más acciones con una inversión mínima de 100 euros y esperan ganar alrededor del 15% una vez que la obra en cuestión se venda en el mercado abierto”, informan los organizadores. Ejemplifican con la venta que realizaron de una pintura sobre tela de 1973, del italiano Mario Salvo: “fue revendida recientemente en el mercado abierto por 70.000 euros, un 55,5% más que el precio inicial de 45.000 euros al que se había vendido a los accionistas”.

La tónica de la plataforma está puesta en el creciente interés en el arte como un activo de refugio para la inversión financiera, apuntando a “pequeños inversores así como a importantes coleccionistas”, ante el cierre de museos, galerías y espacios culturales, inauguraciones canceladas y contratos suspendidos.

Temas

Coronavirus
Comentarios