Reclaman U$S 700.000 a un joven que habría llegado al país sabiendo que tenía coronavirus - LA GACETA Tucumán

Reclaman U$S 700.000 a un joven que habría llegado al país sabiendo que tenía coronavirus

Los investigadores creen que el joven subió al buque San Patricio de la empresa Buquebus el jueves pasado, a sabiendas de haber dado positivo por coronavirus en Uruguay.

24 Mar 2020
1

La Ciudad hizo un operativo enorme para aislar a los 400 pasajeros que viajaban con el joven con síntomas.

El joven de 22 años que llegó al país proveniente de Uruguay en un barco de la empresa Buquebus con otros 400 pasajeros a bordo y con síntomas de haber contraído coronavirus, será indagado este martes por videoconferencia, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Luca Singerman, quien será indagado por el juez federal Luis Rodríguez, aseguraron a Télam voceros judiciales. Los investigadores creen que Singerman subió al buque San Patricio de la empresa Buquebus el jueves pasado, a sabiendas de haber dado positivo por coronavirus en Uruguay.
Desde que arribó al país, el joven se encuentra internado en el Sanatorio Agote y se aguardan los resultados definitivos de los estudios que le realizaron para confirmar si tiene el virus.

El joven era jugador de rugby del Club Ciudad de Buenos Aires, y es hijo del economista Pablo Singerman, director del Departamento de Ciencias Sociales del CBC, UBA, y profesor de Economía.

Las fuentes adelantaron que, de confirmarse que violó la cuarentena a sabiendas de que estaba enfermo, Singerman podría ser imputado por la Justicia por el más grave de los delitos previstos en el Código Penal contra la salud pública, que prevé hasta 15 años de prisión.

Se trata del previsto en el artículo 202 del Código Penal, que reprime con "reclusión o prisión de tres a 15 años" al que "propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas".

Además de ser imputado, el joven podría quedar sujeto a "medidas patrimoniales para garantizar bienes", ante posibles demandas civiles por parte de los centenares de pasajeros y empleados de Buquebus obligados ahora a cumplir cuarentena.

El Gobierno porteño, de hecho, ya se presentó ante la Justicia para reclamar U$S 700.000 al joven contagiado que viajó en Buquebus, por los gastos que significó el despliegue para intentar evitar el contagio de las 404 personas que viajaban en el barco que llegó desde Uruguay. La administración de Horacio Rodríguez Larreta pidió a la Justicia que se lo admita como querellante en la causa.

La defensa

El cotizado abogado Mariano Cúneo Libarona es quien representa al joven acusado. El defensor sosrtiene que Singerman desconocía su diagnóstico al momento de abordar el buque.

Según manifestó el abogado a TN, el joven viajó desde Francia hasta Uruguay "sin síntomas" y "los padres le pedían que volviera a la Argentina" por lo que "por precaución se hizo un examen en el Sanatorio Mautone" del departamento uruguayo de Maldonado.

"Él no tenía que quedarse esperando el resultado del examen ni tenía que quedarse en cuarentena, según establece la ley uruguaya, por lo que los padres consultaron al Consultado y le dijeron que no había ninguna inhibición, y que había un vuelo sanitario a la noche, dos salidas de Buquebus, o que cruzara caminando por Paysandú", agregó.

Entonces, de acuerdo a la versión de la defensa, Singerman y sus amigos abordaron el buque, hasta que cerca de las 19 "le informan que dio resultado positivo" en su examen por Covid-19. Sin embargo, el Gobierno porteño sostiene que el joven argentino había sido diagnosticado por coronavirus y evadió los controles sanitarios de Uruguay, según publica Clarín.

Cúneo Libarona consideró que "pensar que este chico dolosamente estaba contagiando gente es realmente aterrador" y reafirmó que "él no tenía ni sospecha, ni se imaginó" que estaba infectado por el virus.

Temas

Coronavirus
Comentarios