Atlético fue a jugar, pero no había con quién - LA GACETA Tucumán

Atlético fue a jugar, pero no había con quién

El Decano cumplió con las formalidades, pero River mantuvo su postura y negó el ingreso al estadio.

15 Mar 2020 Por Andrés Burgo
2

AQUÍ Y ALLÁ. Enrique Salvatierra encabezó la avanzada de Atlético que fue al estadio; Leito esperó en el hotel con el plantel. fotos de Marcelo Carroll - diario olé

La imagen fue atípica y quedará en la historia del fútbol argentino, no sólo en la de Atlético: la utilería del “Decano” llegó al Monumental de Núñez y lo esperaban cuatro colectivos con policías estacionados sobre la avenida Figueroa Alcorta, decenas de periodistas apostados en el lugar y un estadio y un club cerrados.

Al manejo de la Trafic blanca con patente BLB 854 estaba el encargado habitual de la utilería de Atlético en Buenos Aires, Horacio González. “Traigo la vestimenta de siempre -le dijo González a LGDeportiva-: camisetas, botines, pelotas y zapatillas para la entrada en calor”. De la camioneta también se bajaron el masajista de Atlético, “Cacho” Cortés; el utilero, Marcelo Albrecht; el asistente de la utilería en Buenos Aires, Daniel Herto; y dos dirigentes, el vicepresidente primero, Enrique Salvatierra, y el vocal titular, Cristóbal Godoy.

Si esa imagen ya era extraña, lo que siguió habría sido hilarante si no fueran días de pandemia global y miles de muertos en el mundo: Salvatierra golpeó el portón por donde suele ingresar la delegación visitante y lo atendió el gerente del Monumental de Nuñez, Rodrigo Pecollo.

Palabras más, palabras menos, Salvatierra le explicó que pertenecía a una adelantada de la delegación de Atlético que se presentaba para jugar el partido de la primera fecha de la Copa de la Superliga. Entonces Pecollo tuvo que decirle, también por protocolo, que el club y el estadio estaban cerrados hasta nuevo aviso por el estallido mundial de coronavirus.

AQUÍ Y ALLÁ. Enrique Salvatierra encabezó la avanzada de Atlético que fue al estadio; Leito esperó en el hotel con el plantel. fotos de Marcelo Carroll - diario olé

Los seis integrantes de Atlético se quedaron a la espera de que llegara el árbitro, Germán Delfino. Símbolo de estos días especiales, Salvatierra saludó al cronista de LG Deportiva con un cruce de codos, sin estrecharse las manos ni darse un beso. “A nadie le gusta esta situación, pero nosotros no podíamos no venir -dijo el vicepresidente primero-. La decisión de River es una y nuestra obligación es otra. ¿Si ganaremos los puntos? No lo sé, no es tema para hablar ahora, ya lo definirá el Tribunal de Disciplina. Nosotros vinimos como siempre, un tiempo antes con la utilería, y tenemos a los jugadores preparados. Estamos a disposición de lo que diga el reglamento y el resto nos escapa: los árbitros determinarán lo que se hace”.

El próximo paso para terminar de confirmar una suspensión que ya estaba cantada desde la noche del viernes fue la llegada de la terna arbitral, encabezada por Delfino, y de la escribana enviada por la AFA, Marisa Galarza, quien labró el acta en el que certificaba que el estadio permanecía cerrado.

“La gente del club nos confirmó que River está cerrado desde anoche. No podemos ingresar al club y le presentaremos un informe a la Superliga”, dijo Delfino, quien de inmediato liberó a los jugadores de Atlético a que se presentaran en el estadio. A pesar de que algunas cuentas de Twitter señalaban que los hinchas de River se presentarían en el estadio, no había presencia de simpatizantes locales.

El resto fue puro formalismo. Consultado por LG Deportiva sobre las opiniones de Cristian Lucchetti el viernes por la noche, de su preferencia de no jugar el partido -en coincidencia con Cristian Erbes-, el vicepresidente le dijo a este diario que los dirigentes se reunieron con el arquero -y evidentemente le hicieron cambiar de posición-.

“Sí, nosotros hablamos con el ‘Laucha’ y le dijimos que teníamos que pensar en el club, que nuestro pensamiento es el club”, dijo Salvatierra, previo paso a despedirse de este cronista con el codo a irse junto con Godoy a la comisaría 51 de Núñez para ratificar ante la policía el acta firmada por Galarza, el último acto de una jornada histórica en el Monumental, y no por el fútbol.

Comentarios