Cuestionan la estrategia inglesa de no parar todo

La OMS expresó dudas sobre la esperanza del Reino Unido de que se desarrolle inmunización colectiva.

15 Mar 2020
1

BORIS JOHNSON. El primer ministro inglés apuesta a que la gente sobreviva y no se dañe la economía.

La Organización Mundial de la Salud ha cuestionado la validez de la estrategia emprendida por el Gobierno británico para luchar contra la epidemia de coronavirus, y que pasa por mantener abiertos buena parte de los establecimientos y permitir las reuniones públicas con la confianza de desarrollar una inmunización colectiva ante la enfermedad.

Ante ello, la portavoz de la OMS, Margaret Harris, ha expresado sus dudas sobre esta solución porque no existe todavía una explicación exacta sobre la respuesta humana al virus.

“Todavía no sabemos lo suficiente sobre este virus. No lleva tanto tiempo en nuestra población como para saber cómo reaccionamos en términos inmunológicos”, ha explicado en una entrevista a la BBC.

“Cada virus funciona de manera diferente en su cuerpo y estimula un perfil inmunológico diferente. Podemos hablar de teorías, pero en este momento realmente nos estamos enfrentando una situación en la que tenemos que emprender medidas”, dijo.

Ayer se confirmaron 10 muertes en las últimas 24 horas, con lo que son ya 21 los fallecidos por esta nueva enfermedad en Reino Unido, sobre casi 800 contagiados. El coordinador del Gobierno para el coronavirus, Chris Whitty, ha explicado que todos los fallecidos en las últimas horas pertenecían a grupos “de riesgo”, según recoge la cadena BBC.

“Comprendo que este incremento en el número de muertos relacionados con el Covid-19 puedan ser causa de preocupación. La gente debería conocer cada una de las medidas que estamos tomando para salvar vidas y proteger a los más vulnerables”, dijo.

Todos los pacientes fallecidos en las últimas 24 horas fueron atendidos por el sistema sanitario de Inglaterra y tenían problemas previos o más de 60 años. Los casos de muertes se concentran en Londres, Birmingham y Leicester.

La estrategia británica frente al coronavirus es radicalmente distinta a la del resto de países europeos y a la de China, ya que pasa por mantener abiertos buena parte de los establecimientos y permitir las reuniones públicas con la confianza de desarrollar una inmunización colectiva ante la enfermedad. Contrasta con la orden de mantenerse en casa en países como Italia o España.

No obstante, el Reino Unido ha pospuesto un año las elecciones locales que se iban a celebrar el próximo 7 de mayo debido a la pandemia. El primer ministro, Boris Johnson, ha tomado esta decisión porque los comicios coincidirán con el pico de contagios, según informa Sky News

Por otra parte, Estados Unidos suspenderá todos los viajes a Reino Unido e Irlanda a partir de la medianoche del lunes como medida de protección ante el coronavirus. “Si no tienes que viajar, yo no viajaría. Queremos que esto acabe. No queremos un montón de gente infectada”, ha argumentado el vicepresidente Mike Pence. (Europa Press)

Comentarios