Un adolescente entró a una finca a cortar paltas y un sereno lo baleó - LA GACETA Tucumán

Un adolescente entró a una finca a cortar paltas y un sereno lo baleó

El muchacho, de 15 años, se recupera de las lesiones sufridas.

04 Mar 2020
1

EN EL LUGAR. Los investigadores buscan evidencias para determinar quién pudo ser el autor del disparo. la gaceta / foto de DIEGO ARAOZ

Un adolescente se encuentra internado en el Centro de Salud después de haber sido baleado en Los Pocitos. Cristian V., de 15 años, intentó ingresar a la casa de un vecino en Los Pocitos para cortar paltas y, desde un predio cercano, un desconocido realizó varios disparos y terminó hiriendo al chico.

“Mi sobrino y uno de sus amigos cortaban paltas del árbol de un vecino, cuando el guardia de una empresa les disparó”, indicó Silvia Cantero. Según le dijeron los chicos de la zona, no sería la primera vez que ese sereno abre fuego contra los menores.

El chico resultó herido en el abdomen, en el brazo y en la pierna. Al recibir los proyectiles, terminó cayendo desde la tapia a la cual estaba trepado. Los vecinos al ver lo ocurrido, cargaron a Valdez en brazos y lo trasladaron al CAPS Canal Norte para que recibiera primeros auxilios. Posteriormente fue derivado al Centro de Salud donde fue intervenido quirúrgicamente debido a las lesiones que presentaba.

“Nos dijeron que por ahora está estable y que lo controlarán para ver si necesita volver a pasar por el quirófano”, agregó la tía del menor.

En el lugar del hecho trabajaron personal de la Policía junto a al Equipo Científico de Investigación Fiscal (ECIF). La Fiscalía Criminal II, a cargo de Augusto Zapata, interviene en el hecho para tratar de esclarecer el móvil del ataque y quién sería el responsable.

Los investigadores indagaron a dos serenos que prestaban servicio en una empresa de la zona. Además, uno de los guardias dejó un arma para que fuera peritada. Los investigadores también confiscaron un bolso que podría contener algún elemento que sirva para dar con el tirador.

“Tiene permiso”

“Mi sobrino tiene permiso de los vecinos para sacar las paltas; con sus amigos las venden en la avenida Francisco de Aguirre; no entendemos por qué le dispararon”, mencionó Cantero desde la puerta de la Sala de Urgencias del Centro de Salud. Allí acompañaba al menor que acababa de abrir los ojos tras la cirugía. Su madre y sus hermanas también lo acompañaban. Al cierre de esta edición, los profesionales del hospital confirmaron que el adolescente se recuperaba y que hoy podría ser trasladado a una habitación común.

“El chico trepó a una tapia desde un pasillo que corre paralelo al canal, según los primeros testimonios, para cortar paltas, y aparentemente desde adentro efectuaron disparos. Por la gravedad de las lesiones, participó de la investigación el personal de la División Homicidios”, le manifestó a LA GACETA el encargado del equipo del ECIF, Gustavo Luna.

En el asentamiento conocido como Canal Norte, algunos vecinos se mostraron sorprendidos por los primeros indicios del caso. “Por lo que me dijeron se secuestró una pistola Bersa que los guardias entregaron, pero que muestren también las itacas que tienen”, dijo un muchacho que presenciaba los primeros pasos de la investigación fiscal.

“Escuché un solo disparo; si el chico tiene tres heridas tiene que ser que le dieron con perdigones de escopeta”, agregó María Gómez, una joven que observaba la escena y que también se mostró preocupada por la situación del chico herido. (Producción periodística Santiago Re).

Comentarios