Murió Alberto Calliera, el humorista que entró a la casa de todos los tucumanos

El cómico se destacó con sus columnas diarias de humor político en LA GACETA y en diferentes medios de comunicación.

ADIÓS, MAESTRO. Los tucumanos lo vamos a extrañar. LA GACETA ADIÓS, MAESTRO. Los tucumanos lo vamos a extrañar. LA GACETA
03 Marzo 2020

Su risa se apagó para siempre. Alberto Calliera, el reconocido humorista que hizo pasar inolvidables momentos a distintas generaciones de tucumanos con su "vea, amigo", murió hoy a los 78 años.

De impecable trayectoria en diferentes medios de comunicación -entre ellos LA GACETA-, el cómico dijo alguna vez que nuestra provincia es -más que el Jardín de la República- un paraíso para los humoristas, ya que los crípticos personajes que encierra, "le han dado más guiones que Manhattan a Woody Allen".

Calliera era grande en serio. Fue definido por Miguel Martín como "El Tato Bores tucumano". El artista nació en Tucumán y a los 31 años se mudó a Yerba Buena convirtiéndose en uno de los primeros vecinos del barrio Viajantes.

Murió Alberto Calliera, el humorista que entró a la casa de todos los tucumanos

Su chispa irónica y desenfadada se despertó en 1981, en "La Tarde", el vespertino que pertenecía a LA GACETA. Desde aquellas viñetas, más graciosas que bien garabateadas ("soy más humorista que dibujante", se defendería después), Calliera ya reivindicaba lo que sería su imperativo a la hora de pensar los chistes: disparar, junto con la sonrisa, una reflexión sobre la actualidad.

Murió Alberto Calliera, el humorista que entró a la casa de todos los tucumanos

Cinco años después, el hombre dio la cara: sus micros televisivos eran los más esperados por miles de seguidores que ansiaban enterarse de la realidad "a lo Calliera". 

Desde entonces, la lluvia de premios y colaboraciones con medios locales, nacionales y del mundo fueron más persistente que la caída de hollín en la provincia.

Murió Alberto Calliera, el humorista que entró a la casa de todos los tucumanos

Distinción

En 2017, el Concejo Deliberante de Yerba Buena (localidad donde vivía) lo declaró ciudadano ilustre. En esa oportunidad resaltaron su trayectoria en materia humorística y medios de comunicación .

Calliera escribió el libro “Vea Amigo” y las obras de teatro “Reíd Mortales” y “Humor Expres”, entre muchos otros trabajos realizados.


Murió Alberto Calliera, el humorista que entró a la casa de todos los tucumanos

Si estuviera frente a una cámara de televisión, ante millones de personas ¿cómo se presentaría?", le preguntó una vez LA GACETA. Claro, contestó: "Diciendo "vea amigo" y luego contaría algunos chistes referidos a la actualidad".

"El dengue es el coronavirus de los pobres", fue uno de sus últimos posteos en las redes sociales. Además, sus programas más antiguos también se siguen viendo a través del cable en CCC. 

Hoy la risa está de luto. Los tucumanos estamos de luto. Lo vamos a extrañar, sin dudas. 

Sus restos serán despedidos esta tarde, a las 15.30, en el cementerio San Agustín. 

Comentarios