Coronavirus: llegó a Brasil sin síntomas, hizo una fiesta y ahora tiene el virus

Un brasileño de San Pablo, que estuvo en el norte de Italia, la región europea más afectada, es el primer caso confirmado de la enfermedad en el subcontinente.

27 Feb 2020
2

EN GUARDIA. El hospital Albert Einstein hizo los testeos para el únco caso de coronavirus detectado en Brasil. reuters

SAN PABLO, Brasil.- Un ciudadano brasileño que estuvo 12 días en el norte de Italia y regresó a Brasil el viernes (tras hacer escala en París), se convirtió en el primer caso de coronavirus (Covid-19) de América Latina al confirmarse el diagnóstico con análisis de laboratorio, por lo cual quedó aislado en su casa en la zona sur de la ciudad de San Pablo, anunció el ministro de Salud, Luiz Mandetta.

“Llegó asintomático a Brasil”, dijo Mandetta en una conferencia de prensa junto a los principales especialistas del Ministerio de Salud, en Brasilia.

Se trata del primer caso de la enfermedad que se desarrollará en un ambiente tropical en el Hemisferio Sur y por eso el ministro consideró que se debe esperar para ver si existen diferencias en el desarrollo de la transmisión del virus respecto del invierno en el Hemisferio Norte.

El hombre, de 61 años, realizó el domingo una fiesta de bienvenida para 30 personas, entre familiares directos, de segundo grado y amigos, entre ellos un bebé y un niño de ocho años.

Las personas que participaron de la reunión familiar, entre ellos la esposa del paciente, están bajo seguimiento médico por temor a que se hayan contagiado el virus.

Ahora está en su casa de San Pablo, aislado, luego de haber pasado por el Hospital israelita Albert Einstein, del barrio de Morumbí.

El paciente, cuya identidad permanece en reserva, vive en la zona sur de San Pablo y llegó al aeropuerto internacional de Guarulhos en un avión de una aerolínea francesa. Según se informó, estuvo en la región italiana de Lombardía, cuya capital es Milán, y regresó vía París, donde realizó una escala.

No habrá seguimiento

El funcionario dijo que no se hará una investigación y ni se pondrá en cuarentena a todos los pasajeros del avión en el que viajaba el brasileño, de 61 años, en un momento en el que la ciudad de San Pablo está en ebullición, al igual que el resto del país, por las fiestas callejeras del carnaval. Mandetta insistió en que las aglomeraciones no son un problema actual (para el contagio) en Brasil, y sí “cuando la persona sale y entra del país”.

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos, donde se reportaron 57 casos, sí están alarmadas y ya hablan de “una pandemia inevitable”. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) instó a prepararse porque -si bien el riesgo inmediato es bajo-, la situación mundial sugiere que es probable una pandemia. “No es una cuestión de si se va a producir. Es una cuestión de cuándo y cuántas personas se infectarán”, dijo la subdirectora del CDC, Anne Schuchat.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) comenzó a tomar medidas para blindar su sede de Nueva York, por la que pasan a diario miles de personas de distintos países, y que en abril acogerá una de sus citas más concurridas del año, la Comisión sobre la Condición de la Mujer, para la que ya están registradas más de 11.000 participantes. La ONU entregará a los participantes un dossier con información sobre el Covid-19, y consejos sobre cómo prevenir el contagio y detectar los síntomas. Además, los servicios sanitarios estarán listos para intervenir rápidamente.

La enfermedad, de la cual se cree se originó en un mercado de venta de fauna silvestre en la ciudad china de Wuhan, ha infectado a unas 80.000 personas y terminado con la vida de más de 2.700, la gran mayoría en China.

El jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que es mejor no hablar de pandemia.

“No deberíamos apresurarnos a declarar una pandemia sin un análisis cuidadoso”, indicó Tedros.

Bruce Aylward, médico a cargo de la misión conjunta de la OMS y China, instó a acelerar los preparativos. “La epidemia está escalando velozmente y debemos afrontarla, para evitar una pandemia”.

El brote tocó su pico en China en torno al 2 de febrero. La Comisión Nacional de Salud de China informó ayer de 406 nuevas infecciones, por debajo de las 508 del martes, lo que elevó el número total de casos confirmados en la China continental a 78.190. La cifra de muertes aumentó en 55, a 2.718. (Télam-Reuters-DPA)

Temas

Coronavirus
Comentarios