El imputado por el caso del federal asesinado pidió perdón

Continúa el juicio por la muerte de Pablo Ariel Rebollo en 2018

22 Feb 2020
1

EL ACUSADO. Juan Manuel Peralta le pidió perdón a la víctima.

Ayer, desde las 9, continuó el juicio por el caso de Pablo Ariel Rebollo. Declararon más testigos y, al final, hablaron Jennifer Ruiz, viuda de Rebollo, y Juan Manuel Peralta, el presunto  homicida. Rebollo era un policía federal que murió de un disparo en la cara el 15 de noviembre del 2018, en la avenida Circunvalación, entre calles Cuba y Guatemala, altura Costanera norte. El oficial fue ultimado por un delincuente que se bajó de una moto para robarle, según relataron los testigos en aquel momento. Después de esto, Damián Gallicchio, compañero de Rebollo, se enfrentó a tiros con los motochorros. Tras el enfrentamiento, Lucas Gabriel “Pato Lucas” Albarracín resultó muerto, mientras que Peralta fue herido en la espalda.

Minutos antes de que el tribunal, formado por Carlos Caramuti (presidente), Dante Ibáñez y Rafael Macoritto, diese por terminada la audiencia, Ruiz expresó, entre lágrimas, un pedido a los jueces por lo que le pasó a su marido a fines del 2018. “Yo quiero que, con las pruebas que tienen, hagan justicia”, apuntó.

“Era una excelente persona, un hombre trabajador. No merecía morir así, solo, en la cama de un hospital”, lamentó la mujer.

Luego de que ella hablara, tomó la palabra Peralta, quien había permanecido en silencio durante toda la mañana. “Quiero pedirle perdón a la señora por hacerla pasar el mal momento”, dijo el acusado.

“Yo no mido. No tuve la intención de lastimar ni de dañar a nadie. Le pido disculpas a la señora, y a sus familiares”, finalizó Peralta.

Después de varios segundos de silencio, el juez Caramuti anunció el cuarto intermedio hasta el miércoles 26, a las 16.30, momento en el que se llevarán a cabo los alegatos y se espera que haya sentencia.

Antes de eso, la primera testigo en declarar fue Celeste Torres, una mujer que habría sido asaltada por Peralta en 2017. Torres no logró reconocer a su asaltante dentro de la sala, pero aseguró que cuando hizo la denuncia ese año, los uniformados le dijeron que Peralta fue quien la atacó. “Me amenazó de muerte con algo que tenía en la mano”, recordó.

Luego, declararon empleados del Equipo Científico de Investigación Fiscal (ECIF), y policías que intervinieron en la escena del crimen después del homicidio. Explicaron cómo actuaron en ese momento, aunque no recordaron detalles precisos del hecho.

Más tarde, Andrea Cazzuccelli narró cómo fue el intento de robo que sufrió dentro de su casa en junio de 2017, del cual también se lo acusa a Peralta. Según la testigo, el asaltante entró a su casa con un cuchillo grande “tipo carnicero”, y la amenazó a ella y a sus hijos. “Veía que estaba como drogado, descontrolado”, aseguró la mujer.

Sergio González, ex pareja de Cazzuccelli, también testificó sobre ese caso. “Vi que tenía un cuchillo grande, entonces fui corriendo, lo agarré del cuello y lo tiré. No sé de dónde saqué la fuerza. Lo tuve así hasta que llegó el policía”, afirmó.

González y su ex mujer no pudieron reconocer al delincuente. Dijeron que pasaron casi tres años, por lo que se les hacía difícil recordar. Sin embargo, coincidieron en que, cuando fue detenido, los policías les dijeron que había sido Peralta el autor del hecho.

Comentarios