Objetan tiempos del caso Alperovich

Mariona, vocera de la denunciante, manifestó que el juez Maggio avanzaba con lentitud.

21 Feb 2020
1

MILAGRO MARIONA. La vocera de la denunciante del senador Alperovich.

Avanza despacio la denuncia de supuesto abuso sexual con acceso carnal que presentó la sobrina del senador José Alperovich contra contra este, según Milagro Mariona, vocera de la joven. La interlocutora expresó en el programa de televisión de LA GACETA Play que el destino del proceso a cargo de Facundo Maggio, juez de Instrucción en lo Penal N°2 de la provincia, resultaba “incierto”.

“Tuvimos algunas novedades que tienen que ver con la apertura de la investigación jurisdiccional en Tucumán, que es lo que dispuso  el juez Maggio tras la feria. Eso significa que considera que hay los elementos suficientes para empezar una investigación”, acotó Mariona, quien aseguró que estaba en contacto permanente con la denunciante. Y añadió que esperaba que pronto empezaran a declarar los testigos. “Entendemos que habría noticias la próxima semana”,  

El comienzo

El viernes 22 de noviembre de 2019, la joven de 29 años hizo pública una carta en la que relató haber sufrido ataques sexuales por parte del senador José Alperovich. Detalló que el ex gobernador, además de ser su tío segundo, era su jefe, debido a que ella integraba su equipo de asesores en la campaña a gobernador.  

Días después, el ex mandatario provincial elevó una nota en el Senado para solicitar licencia sin goce de sueldo en el cargo. Alperovich alegó que estaba siendo “víctima de denuncias” que eran “absolutamente falsas”, y argumentó que su intención era “aclarar la verdad”. Sus pares le dieron el permiso para ausentarse durante seis meses.

Hasta mediados de enero, la Justicia poco o nada hizo para tratar de esclarecer los supuestos hechos ilícitos puesto que la decisión de presentar denuncias en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en esta provincia generó un conflicto de competencia. En Tucumán, el juez Maggio resolvió que correspondía que su par porteño, Osvaldo Rappa, concentrara la investigación. Pero este antes había resuelto justo lo contrario: que era Maggio quien debía desplegar la pesquisa en un proceso único. A continuación, el tribunal revisor de Rappa adoptó el criterio de Maggio. En plena feria estival, el camarista tucumano Enrique Pedicone decidió en una audiencia oral y pública que esta diferencia sólo podía ser resuelta por el superior común de Maggio y de Rappa, la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Mientras tanto, Pedicone ordenó a Maggio que lograra la devolución del expediente que había mandado al juez porteño antes de que quedara firme su resolución sobre la competencia y que comenzara a investigar los presuntos sucesos acaecidos en la provincia.

Como el juez N°2 estaba de licencia, el magistrado de feria, Alejandro Tomas, puso en marcha el mecanismo para recuperar las actuaciones. A continuación, las partes llevaron adelante una inspección ocular en el departamento porteño de Puerto Madero donde habrían acontecido los primeros ataques sexuales, según la denuncia.

Comentarios