Coronavirus: ciudades desiertas, para que el virus no se propague

Las calles vacías en Corea del Sur ofrecían una imagen sorprendente, como consecuencia de una decisión gubernamental a partir de que algunas personas comenzaron a sentir síntomas de infección en un servicio religioso.

21 Feb 2020
2

COREA DEL SUR. En Daegu, trabajadores desinfectan una calle frente a la Iglesia Shincheonji de Jesús, donde la “Paciente 31” experimentó síntomas del virus.

SEÚL/PEKÍN.- Las calles de la cuarta ciudad más grande de Corea del Sur estaban desiertas ayer, con la gente en sus casas después de que decenas de personas se contagiaran de coronavirus en lo que las autoridades describieron como un evento de “superpropagación” en una iglesia.

Los desiertos centros comerciales y cines de Daegu, una ciudad de 2,5 millones de personas, se convirtieron en una de las imágenes más sorprendentes fuera de China de un brote que las autoridades internacionales intentar impedir que se convierta en una pandemia mundial.

Nuevas investigaciones que sugieren que el virus es más contagioso de lo que se pensaba se sumaron a la alarma. Y en China, donde el virus ha matado a más de 2.100 personas, las autoridades cambiaron su metodología para reportar las infecciones, creando nuevas dudas sobre los datos que han estado citando como prueba del éxito en el combate contra su propagación.

El alcalde de Daegu, Kwon Young-jin, pidió a los residentes que se queden en sus casas después de que 90 personas que participaron en un acto religioso en la Iglesia de Jesús del Templo del Tabernáculo del Testimonio mostraron síntomas de infección y se confirmaron decenas de nuevos casos. En el servicio religioso estuvo presente una mujer de 61 años que dio positivo, conocida como la “Paciente 31”. Los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades de Corea del Sur describieron el brote como un “evento de superpropagación”. Corea del Sur tiene ahora 104 casos confirmados del virus y reportó su primera muerte.

EN EL EPICENTRO DEL BROTE. En Wuhan la gente permanece en sus casas.

En China, las autoridades destacaron el declive de nuevos casos como una prueba de que están teniendo éxito en la contención del virus a la provincia de Hubei y su capital, Wuhan, donde se originó el brote. No obstante, revisiones de su metodología generaron dudas sobre los datos. Según la última metodología, que excluye rayos X de tórax, China reportó menos de 400 nuevos casos en el último día, menos de una cuarta parte de la cifra que había comunicado en días anteriores con el método previo.

La semana pasada, otro cambio la metodología provocó un alza de casi 15.000 nuevos casos, revirtiendo una tendencia bajista que, según las autoridades chinas, demostraba que su estrategia para combatir la enfermedad estaba teniendo éxito.

Científicos que estudiaron en China muestras de 18 pacientes infectados con el virus dijeron que se comporta más como la influenza que como otros virus más cercanos, sugiriendo que podría propagarse de forma más rápida que lo pensado.

China ha impuesto severos controles en Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes, para frenar la propagación del virus, y ha adoptado medidas urgentes para evitar un desplome total de la economía. El jueves, su banco central rebajó una tasa de préstamo, mientras que las autoridades extendieron una orden para que los negocios en Wuhan sigan cerrados hasta el 11 de marzo. Los colegios, que tenían previsto reabrir el viernes, también seguirán cerrados. (Reuters)

Confianza en EEUU

Ante el manejo del Gobierno

Más de tres de cada cuatro estadounidenses confían mucho o algo en la capacidad de su Gobierno federal para manejar el brote de coronavirus, indicó un sondeo de Gallup. Cerca del 31% de los entrevistados dijo que confía mucho, mientras que el 46% indicó que confía algo en la capacidad del Gobierno federal para manejar el brote. Un 22% señaló que no confía mucho o nada. Dos tercios de los estadounidenses creen que el brote global afectará a la economía mundial. Cerca del 16% piensa que tendrá un impacto “muy negativo”, el 49% espera un “impacto algo negativo” y un 34% que opina que no pasará nada.

En Japón

Reportan las primeras víctimas

Japón reportó la muerte de dos pasajeros ancianos del crucero Diamond Princess, que sigue anclado en cuarentena en Yokohama. Son los primeros fallecidos por la enfermedad procedentes del barco, el mayor cúmulo de infección fuera de la China continental, con más de 620 casos. Tokio ha empezado a permitir el desembarco de los pasajeros que dan negativo. Cientos partieron el miércoles y cientos más tenían previsto salir ayer. El buque llevaba unas 3.700 personas cuando quedó en cuarentena el 3 de febrero. Los pasajeros japoneses pudieron irse a sus casas una vez que obtuvieron el permiso.

Teorías

Perjuicio.- La desinformación en China y en otros lugares ha perjudicado los esfuerzos mundiales para combatir el nuevo coronavirus, declaró un laboratorio especializado en enfermedades infecciosas en Wuhan, ciudad que es el centro de la epidemia, y también el centro de teorías conspirativas. El Instituto de Virología Wuhan dijo que los “rumores en internet” habían “recibido mucha atención” y “causado un gran daño a nuestro personal de investigación, que está en la primera línea de la investigación científica”. El centro señaló que su personal había estado trabajando las 24 horas desde fines de 2019 para rastrear la fuente del coronavirus y mejorar las tasas de detección, pero que las conspiraciones habían “interferido gravemente” en sus esfuerzos.

Conspiraciones.- Una teoría relacionó el brote con el arresto el mes pasado del profesor de la Universidad de Harvard Charles Lieber, acusado de ocultar vínculos con el Instituto de Tecnología de Wuhan. Fue desacreditada por el sitio Snopes.com. Las teorías de la conspiración no se han mantenido en línea. El senador republicano del estado estadounidense de Arkansas, Tom Cotton, dijo al canal Fox News esta semana que “al menos tenemos que preguntar” si el coronavirus se originó en el laboratorio de Wuhan.

Comentarios