"Trapitos" aseguran que las personas que causan incidentes no pertenecen a ninguna organización

"Cuidacoches" de las cooperativas dijeron que "el pago es a voluntad".

19 Feb 2020

Cuidacoches pertenecientes a distintas cooperativas se defendieron de las acusaciones de violencia provocadas por el asesinato de un joven en Villa Luján. "Cuando termina nuestro turno, llega gente de La Costanera y Villa 9 de Julio, que muchas veces hace daño", expresó Hugo Daniel Soria de la organización Aparcar Limitada, en Buen Día, el matutino de LG Play. 

Según contó, son varias las cooperativas que nuclean a los trabajadores de estacionamiento pago, más conocidos como "trapitos" o "cuidacoches". Estas organizaciones se crearon en los años 70 para brindar un sustento a personas con discapacidad. 

Tras el asesinato de Santiago Ismael Palavecino a la salida de una fiesta en Villa Luján, perpetrado presuntamente por un "trapito" al que la víctima no le habría querido pagar, la polémica sobre este trabajo volvió a encenderse.

Soria aseguró que desde 2005 los socios se hicieron cargo de Aparcar Limitada para que no cierre. Actualmente son 62 las familias que dependen de este ingreso. "No cualquiera entra. Para ser parte tenés que tener certificado de buena conducta y referencias positivas. No albergamos delincuentes", explicó. 

El "cuidacoches" tiene a su cargo algunas calles de barrio Norte. Asegura que con sus compañeros tienen turnos de trabajo: horario cortado o de corrido de 8 a 21. Y aclara esto porque, según él, los problemas ocurren después de que ellos se van. 

"Cuando nosotros nos retiramos comienza el problema. Llega gente que es de La Costanera, de Villa 9 de Julio o de otros lugares alejados y, si bien creo que tienen necesidades, muchas veces también hacen daño. Pero ellos no son de la cooperativa", opinó. 

Juan Carlos Mayester forma parte del Centro Mutual de Liciados Unidos de Tucumán. Según comenta, el grupo cuenta con 250 afiliados que "no queremos quedar fuera del sistema, sin trabajo".  

Para Mayester, el Ejecutivo es el responsable de la falta de regularidad laboral en su ámbito: "se está equivocando, tendría que regularizarnos. No nos oponemos a la licitación, pero no queremos quedarnos sin trabajo". 

A pesar de las afirmaciones de conductores que dejan sus autos en el microcentro, Soria aseguró que su cooperativa no cobra un monto fijado por cuidar autos: "sólo llevamos un control de las horas que está estacionado el vehículo. El pago es a voluntad".

Comentarios