Atlético y un duelo de estados de ánimo

Un relajado Atlético visita a Independiente en Medellín, que sufre críticas de todos los sectores y tendrá que jugar dos clásicos en las próximas semanas.

18 Feb 2020

¿Qué harían los y las hinchas de Atlético si en medio de esta llave por la fase 3 de la Copa Libertadores (la que determina si accede o no a la fase de grupos, es decir, si embolsa U$S 3.000.000 o no), tuviera que jugar dos clásicos ante San Martín por el torneo local? El escenario no es traído de los pelos porque es justamente lo que atraviesa actualmente su rival de hoy, desde las 21.30, en el estadio Atanasio Girardot.

Ni Ricardo Zielinski ni ningún jugador quiere preocuparse más por el rival que por Atlético mismo pero quizás aquí esté una de las claves del partido: el estado anímico del “DIM”.

CHARLA. Lucchetti y el preparador físico Alfonso Meoni hablan, ante la mirada de Javier Toledo.

Luego de dos derrotas consecutivas (0-2 ante Táchira en la fase 2 de la Copa y 0-2 ante América de Cali por el torneo local), las críticas aparecieron y en grande para el “Decano” colombiano. “Las críticas son para la dirigencia que no reforzó bien el equipo, para el técnico que alistó un equipo titular con Cali y jugó mal, para los titulares que no tienen el nivel esperado y para el recambio que no es el indicado”, asegura Oscar Tobón, periodista colombiano de Radio Caracol y Win Sports.

Aldo Bobadilla, ex arquero paraguayo de Boca y actual entrenador de Medellín, salió al cruce de esas críticas ayer por la mañana. “Siento que el equipo necesita más contundencia en los últimos metros”, le confesó un periodista en la rueda de prensa pos entrenamiento. “Entonces deberías ser vos el entrenador... Yo siento otra cosa”, le contestó el técnico. La presión del público ha puesto en jaque al DT y sus jugadores que parecen obligados a ganar este partido y los dos siguientes de la liga colombiana ante Atlético Nacional, su clásico rival y en fines de semanas consecutivos. El público no solo criticó a través de las redes sino en la taquilla: hasta el domingo por la noche, solo había 932 entradas vendidas para el partido de hoy.

CUERPO TÉCNICO. Zielinski, Emmanuel Depaoli y el manager Diego Erroz, en la práctica de ayer.

“La gente quiere las dos cosas, la copa y los clásicos pero la prioridad para el grupo, internamente, es la Copa por lo que significa. Pero clásicos son clásicos”, explica el periodista Tobón. Claro, avanzar a fase de grupos no solo significaría deportivamente un hito sino además, U$S 3.000.000. Un dilema más que importante.

No tan lejos de donde está concentrado el “DIM”, está Atlético y con otro estado de ánimo, completamente diferente. Aún después de -también- haber sido derrotado en la Superliga por 2-0. Es que Zielinski y el grupo no tiene tal dilema: claramente han optado por darle prioridad a la Copa. Además, no tiene clásicos en la mira.

“Priorizamos la Copa sobre la Superliga. Queremos competir ahí también pero se nos hace difícil”, reconoce el entrenador “decano”. “Estamos muy ilusionados con este partido. Es muy importante para nosotros”, agrega Zielinski.

Claro, no es que Atlético no tiene absolutamente nada que perder, pero puede apuntar sus cañones a la Copa. Sabe que en la Superliga no sufre por el promedio y si hay un momento en el que puede darse el lujo de elegir, es este.

La agónica clasificación a esta instancia ante The Strongest también pone a Atlético en el otro extremo de los semblantes, en este duelo. El triunfo por penales le dio al grupo esas alegrías que solo la Copa puede brindar y que pone al grupo y a sus hinchas en un estado de ensueño. Además, por si hiciera falta, Medellín trae muy buenos recuerdos: allí, clasificó a cuartos de final de la Libertadores en 2018, su mejor participación. Al menos hasta ahora.

Comentarios