Atlético jugó un buen partido en La Bombonera y mereció más que el 0-2 - LA GACETA Tucumán

Atlético jugó un buen partido en La Bombonera y mereció más que el 0-2

El Decano perdió con Boca 2 a 0.

09 Feb 2020 Por Andrés Burgo
1

OTRO BUEN PARTIDO DEL CORDOBÉS. Melano, que viene teniendo un buen nivel en los últimos partidos, volvió a destacarse. Anoche jugó los 90 minutos; ¿será titular ante The Strongest? Foto de Ignacio Izaguirre / especial para la gaceta

Con una hermosa luna llena de fondo, una temperatura mucho más agradable que el infierno de los últimos días y en un horario más cinematográfico que futbolístico (el partido comenzó a las 21.51), La Bombonera fue testigo anoche de un hecho insólito: Atlético jugó contra Boca pensando más en la revancha del miércoles contra The Strongest para seguir con vida en la Copa Libertadores que en una visita que en otro momento le habría quitado el aliento, contra uno de los dos equipos más importantes del país.

Ninguna derrota es bienvenida, y menos una que cortó varias rachas positivas, pero el 0-2 contra el nuevo puntero del torneo –junto a River, que juega hoy contra Unión- entró de inmediato en la papelera de reciclaje. Es cierto que Atlético perdió en la Superliga después de 11 partidos (la última caída había sido ante Independiente, el 21 de septiembre), y que dejó atrás una racha de seis encuentros sin derrotas ante Boca (la última había sido en 1981), pero la medida de la noche fue que el “Decano” jugó con un equipo alternativo.

Con una defensa remachada (la dupla central entre el debutante Guillermo Ortiz y Marcelo Ortiz hizo recordar a la presencia de los Pérez, Dante y Pablo en 2004, y al dúo entre el central Manuel Antonio Morales y el lateral Víctor Hugo Morales en 1992), y la pronta amonestación de Federico Bravo en el eje del mediocampo, Atlético sufrió además un gol fortuito cuando parecía tener el partido controlado.

Un doble rebote terminó con el 1-0 de Franco Soldano y supuso una desventaja que, sumada a la presencia de los habituales titulares en el banco de suplentes -reservados para la revancha del miércoles-, parecía darle jaque mate al partido. Sin embargo Atlético tuvo algunas chances en el primer tiempo, en especial una defectuosa definición de Leonardo Heredia en medio de los temblequeos de una defensa rival, la de Boca, que no parecía propia de un puntero.

Con la movilidad de Lucas Melano como principal estandarte –aunque algo egoísta a la hora de definir-, el equipo de Ricardo Zielinski fue sumando delanteros durante el segundo tiempo. Primero con el debut de Matías Alustiza –que ingresó por Heredia, quien casi vuelve a empatar en una jugada en que todo Atlético pidió penal a Bravo- y luego con el ingreso de Javier Toledo, el “Decano” estuvo a tiro del empate hasta el final.

Es cierto que Atlético no ganó ninguno de los cuatro partidos de 2020, que el adiós al invicto en la Superliga tras 11 fechas incluye ahora seis presentaciones sin triunfos (cinco empates seguidos y el 0-2 con Boca), y que ahora tendrá que mostrar una remontada en los cuatro encuentros finales para llegar a la Sudamericana 2021, pero nada de eso importaba anoche ni importará en estos días: el tema es The Strongest, este miércoles, y la remontada que el “Decano” necesita para seguir avanzando en la Copa y volver a La Bombonera, justamente, para la fase de grupos de la Libertadores.

Comentarios