Guzmán busca la colaboración de todos los acreedores - LA GACETA Tucumán

Guzmán busca la colaboración de todos los acreedores

Trump le habría comprometido su apoyo al embajador Argüello, mientras el Fondo y los privados esperan la oferta del Gobierno.

07 Feb 2020
2

UNA MISIÓN IMPORTANTE. Martín Guzmán debe renegociar la deuda con el FMI. FOTO REUTERS

WASHINGTON/ ROMA/ BUENOS AIRES.- En principio, Alberto Fernández podrá contar con Donald Trump. El embajador argentino en Washington, Jorge Argüello, aprovechó la ceremonia de presentación de cartas diplomáticas para pedir el apoyo del presidente de Estados Unidos en la renegociación de los millonarios vencimientos de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Y Trump habría comprometido su palabra, según atestiguó el propio Argüello. Estados Unidos reúne el 16 % de los votos del FMI, más que todos que visitó Fernández juntos.

Mientras tanto, durante el seminario económico al que asistió en el Vaticano, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, pronosticó que el de Argentina será otra vez un caso testigo en materia de reestructuración de deuda: solicitará desde el comienzo la cooperación de todos sus acreedores, cuya lista integran organismos internacionales públicos, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, y privados, como el Club de París, de acuerdo con declaraciones recogidas por la agencia Télam.

Guzmán había recibido el martes el respaldo explícito del papa Francisco, que había considerado que no es lícito que un país pague sus deudas a costa de sacrificios insoportables. Una de las oyentes de esas palabras fue la titular del Fondo, Kristalina Georgieva. Ahora el ministro argentino advirtió que no le ve sentido a arribar a una situación en la que todos pierdan.

Diálogo con el Club de París

Así, Guzmán anticipó que la Argentina no solo pedirá colaboración al FMI, sino que también se acercará al Club de París, cuyos representantes asistieron al Vaticano. En mayo vencen U$S 2.200 millones de la deuda que el país tiene con sus acreedores que integran ese espacio de discusión y negociación. “La Argentina pagará tasas de interés del 9 % de la deuda entre 2020 y 2021 con el Club de París -resumió-. Eso no solo es insostenible, sino que también marca un anclaje muy importante para el resto de la restructuración”.

El del Club de París resulta el vencimiento más importante del año. De hecho, en su gira europea Fernández transitó por cuatro países miembros de ese organismo. Guzmán recordó también las negociaciones pasadas con el Club: en 2014, después de casi 14 años, el ex ministro de Economía y actual gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, pagó la deuda sin condonaciones.

No muchos más pagos con reservas

En 2020 los requisitos de servicio de la deuda del Tesoro incluyen, además de los pasivos con el Club de Paris, U$S 4.400 millones con otros acreedores privados. El Gobierno aún prevé abonarles con reservas, cosa que ha hecho hasta ahora. “Aunque no por mucho tiempo”, advirtió Guzmán.

Este año hay otros U$S 4.200 millones con organismos como el FMI. Además, alrededor de U$S 7.200 millones de deuda que vencen este año se encuentran bajo la ley local, situación que le otorga al Gobierno un mayor margen de maniobra para modificar condiciones.

Si la Argentina lograra renegociar o postergar los vencimientos de la deuda con los organismos públicos mientras presenta una oferta a sus acreedores privados, despejaría vencimientos potenciales por U$S 6.400 millones.

Respaldo de la oposición

De acuerdo con el Instituto Argentino de Análisis Fiscal, publicado en noviembre, el Tesoro argentino posee un total de US$ 324.000 millones de deuda pública bruta. “El 20 % vence en el 2020 y el 62 % en los próximos cuatro años -expone un informe-. Este año Argentina deberá enfrentar vencimientos de deuda por más de US$ 63.800 millones, o el 15 % de su producto bruto interno”.

Entretanto, Julio Cobos, senador por Juntos por el Cambio, citó estos datos y advirtió que la coyuntura requiere voluntad política para hacer frente a esta etapa difícil de Argentina sin comprometer las finanzas nacionales y provinciales. “Debemos dar una señal a los acreedores del respaldo político que tiene la misión negociadora del ministro de Economía. Por eso tratamos en el Congreso una ley, para que se transforme en un instrumento político que fortalezca la negociación. El sentido es darle fuerza al negociador”, transmitió Cobos con relación a la ley para la renegociación de la deuda, que el Senado aprobó anteayer.

La agenda de la deuda

Por su parte, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, alertó sobre las consecuencias de una mala resolución del problema de la deuda externa. “Es el cepo al desarrollo y el crecimiento, y si no podemos resolverlo bien, vamos a seguir penando. En la gira por por Europa hemos trabajado con mucha preocupación en esa agenda”, manifestó en declaraciones a Radio Continental.

De hecho, Cafiero destacó el recorrido del presidente y aprovechó para criticar al ex presidente Mauricio Macri: “en un viaje tan corto, en tan poco tiempo, lo recibieron tantos jefes de Estado: los de Italia (Giuseppe Conte), Alemania (Angela Merkel), España (Pedro Sánchez) y Francia (Emmanuel Macron). A nosotros el macrismo nos ha dejado una deuda insoportable, a la que agregamos la calificación de irresponsable e insostenible”.

Cautela en los mercados

Ayer los mercados nacionales cerraron con tendencia dispar, en un contexto cauto, a la espera de los próximos pasos hacia el millonario canje de deuda soberana que impulsa el Gobierno. “El Fondo y la totalidad de los bonistas involucrados en el intríngulis de la deuda argentina tienen la impresión, después de lo sucedido, de que no existe de parte de la Administración kirchnerista una posición clara respecto de lo que debe hacer”, consideraron desde la consultora Massot Monteverde & Asociados, según consignó Reuters.

Comentarios