El recuerdo de Romat: “vi el arco y le pegué” - LA GACETA Tucumán

El recuerdo de Romat: “vi el arco y le pegué”

El ex defensor "decano", autor del golazo en 2018, confía en que el equipo repita la gesta.

05 Feb 2020
2

DESTINO DE RED. El defensor ya apuntó y se apresta a disparar un misil que se clavó en el ángulo superior derecho, del arquero José Peñarrieta, de The Strongest.

Esta noche, Atlético intentará repetir lo que hizo tiempo atrás en la altura de La Paz. Aquella vez llegaba obligado a sumar para seguir con posibilidades de clasificar a octavos de final de la Copa Libertadores 2018.

Hoy, en cambio, sólo necesita conseguir un resultado que lo deje bien encaminado para la revancha. En aquel 2-1 de visitante del 18 de abril de 2018, el conjunto de 25 de Mayo y Chile marcó sus últimos dos goles en condición de visitante por torneos internacionales. Después pasaron las visitas a Libertad (0-0), Atlético Nacional (1-0) y Gremio (4-0). El último gol en el “Hernando Siles” fue de Javier Toledo, que pescó un rebote luego de una definición de Favio Álvarez. El primero ese día había sido todo de Nicolás Romat, que remató al arco apenas cruzando el círculo central.

“Pegarle al arco no fue premeditado. Fue una reacción del momento ante una jugada en que (Rodrigo) Aliendro me da la pelota y hago una diagonal por el centro de la cancha. Miré adelante y no había nadie. El “Pulga” (Luis Rodríguez) estaba solo con cuatro defensores de ellos y pensé: tengo que terminar la jugada. Miré el arco y le pegué, el resto lo hizo la altura”, reconoce el ex lateral “decano”.

Recordando el partido en La Paz, Romat reconoce que fueron casi sin margen de error. “Nos enfrentábamos a un equipo grande de Bolivia, que venía bien y que además tenía el condimento de jugar en la altura, que en mi caso y en la mayoría de los chicos no lo habíamos vivido nunca. Fue una experiencia nueva para la mayoría de aquel plantel”.

El Atlético de hoy, no estará obligado a ganar. Conseguir un empate en los 3.640 metros sobre el nivel del mar no es para nada despreciable. Sin embargo, más allá del resultado final, convertir en la altura es un lujo que no muchos tienen y que al equipo le vendría muy bien de cara al partido en Tucumán. Por eso, si el equipo tiene una obligación es la de no perder o al menos convertir un gol en La Paz.

GRITO SAGRADO. Nicolás Romat ya convirtió, y festeja con Nery Leyes.

Mientras Romat se prepara para jugar por Copa Sudamericana con Huracán, en Colombia (con Atlético Nacional), se toma unos minutos para analizar el presente “decano”.

“Desde afuera se lo ve muy bien a Atlético, sólido y firme. Eso es mérito de los jugadores que tiene, hubo un recambio muy grande en el plantel, pero casi no se nota. Los dirigentes bancaron un proyecto y un técnico. Todo ese trabajo le vino muy bien al club”.

Justamente, cuando Atlético empató con el actual equipo de Romat, Huracán, fue el último partido que el equipo de Ricardo Zielinski no hizo al menos un gol. Lleva 10 partidos consecutivos marcando y buscará extender esa racha esta noche. Para ello necesitará algo más que oxígeno, según el punto de vista del defensor. “Jugué en la altura sólo esa vez. El cuerpo técnico y los médicos tomaron todos los recaudos posibles y los cumplimos. Ese sería mi consejo, que hagan todo al pie de la letra, para que puedan llevar adelante el partido”, concluyó.

Comentarios