“Estamos en terapia intensiva”, dijo Fernández - LA GACETA Tucumán

“Estamos en terapia intensiva”, dijo Fernández

La canciller Merkel se reunió con el Presidente, dijo que Alemania y Europa deben pensar de qué manera pueden ayudar a la Argentina.

04 Feb 2020
1

DOS BANDERAS, DOS LÍDERES. Merkel saluda afablemente a Fernández durante el encuentro en la Cancillería. presidencia

El presidente, Alberto Fernández, se llevó ayer de su reunión con la canciller alemana, Angela Merkel, la promesa de que Berlín apoyará el planteo argentino para renegociar los plazos de pago de la deuda con el FMI.

Fuentes de la delegación argentina en Berlín, segunda escalada de la gira de Fernández, dijeron que Merkel se comprometió a apoyar la postura argentina en materia de deuda externa.

El respaldo llegó en el encuentro que tuvo lugar en la sede de la Cancillería Federal, después de un detallado informe del ministro de Economía, Martín Guzmán, sobre su paso por Nueva York y el planteo para renegociar los plazos de pago, “sin quitas y sin condiciones”, dijeron los voceros.

En las más de dos horas de conversaciones, se habló también de las situaciones de la región, en especial de Bolivia y Venezuela, y Argentina sostuvo que puede ser “la puerta de entrada” para Alemania a la zona.

Según la agencia oficial de noticias, Télam, Merkel le habría dicho al presidente argentino que lo considera “un líder emergente” en América Latina.

Precisamente, Fernández y Merkel habían brindada la prensa una declaración protocolar, en la que no hubo preguntas. En esa oportunidad, la canciller se manifestó públicamente. “Sabemos que la Argentina no se encuentra en una situación económica fácil, y por eso es importante que hablemos de nuestras relaciones económicas también; y pensar de qué manera, desde Alemania, desde Europa, podemos apoyarlos, y ayudarlos”, expresó la líder alemana.

A su turno, Fernández destacó que Alemania es “un modelo que miramos de cerca” y subrayó la necesidad de “fortalecer el Mercosur-UE”.

Vaca muerta

Durante la mañana, el presidente mantuvo un desayuno de trabajo con los referentes de empresas alemanas. Según la información oficial, Fernández cosechó el apoyo de Siemens y de una docena de directivos de firmas germanas con inversiones en la Argentina. Ante sus directivos, el jefe de Estado hizo un diagnóstico de la crisis de endeudamiento.

En el caso de Siemens, los representantes de la empresa expresaron su interés por participar de proyectos en el yacimiento Vaca Muerta; y su interés por la producción de baterías de litio.

“Somos un paciente en terapia intensiva”, explicó el mandatario, con franqueza, a una docena de empresarios alemanes con los que desayunó en el hotel Regents de Berlín. A ellos les explicó la situación de elevado déficit, inflación y endeudamiento récord que, subrayó, recibió del gobierno de Mauricio Macri.

El Presidente repasó con los empresarios “los inconvenientes y alternativas”, como el problema del cepo, es decir, la imposibilidad de las empresas de remitir utilidades al exterior.

En ese sentido, Fernández se comprometió a flexibilizar la medida para los inversores en Vaca Muerta, entre los que se halla Wintershall, una de las empresas que participó de las reuniones.

Del desayuno participaron referentes de Hamburg Sud, Siemens AG, Smart Infraestructure, Grupo Hydro (Voith), DB Ingeniería y Consultoría y Lindal Group.

“Fue una reunión muy franca. Hablamos sobre la situación financiera y fiscal. Estoy convencido en un 90% de que la economía mejorará”, dijo Andreas Wegerif, director gerente de DB Ingeniería y Consultoría. “Estamos discutiendo inversiones, pero va a depender de la evolución de la economía”, añadió el empresario.

“Mi empresa es una familia: tengo 200 empleados y quiero seguir invirtiendo en Argentina. Pero también pensamos en expandirnos en Brasil, y ahora hay que esperar a que se superen las dificultades”, apuntó Philp Brand, CEO de Lindal Group.

Apuesta automotriz

Por la tarde, Fernández fue recibido en el Forum Drive de Volkswagen por Andreas Tostmann, CEO de la marca, quien lo acompañó en un recorrido por el edificio, sede de innovación tecnológica de la empresa.

Los directivos de Volkswagen confirmaron inversiones por 800 millones de dólares, que están destinados a la producción de las primeras series del proyecto “Tarek”, un nuevo modelo de auto SUV (vehículo utilitario deportivo) que se fabricará en la planta de Pacheco; y de una caja de velocidad MQ281, en Córdoba.

“Para Volkswagen es muy importante continuar desarrollando y modernizando nuestras plantas en el mundo. Con los nuevos proyectos destinados para Argentina ratificamos nuestro compromiso y la permanencia de la marca en el país”, dijo Tostmann, según un comunicado de la compañía.

“Argentina es un pilar fundamental para Volkswagen América Latina. Nuestro objetivo es fortalecer la marca en la región generando una base financiera sólida y alcanzando una mayor participación de mercado y rentabilidad”, señaló Pablo Di Si, el CEO al frente de la región.

Thomas Owsianski, CEO del grupo Volkswagenen el país, destacó el carácter “histórico” de la reunión que “reafirma el fuerte compromiso” de la firma con Argentina desde hace 40 años.

El proyecto “Tarek” implica la inversión 650 millones de dólares en la Planta de Pacheco, mientras que la producción de la caja de velocidad estará a cargo del Centro Industrial de Córdoba, donde Volkswagen invertirá 150 millones de dólares. (Télam)

Comentarios