Las protestas en Chile suman la cuarta muerte en esta semana

Las movilizaciones se intensificaron en los últimos días como respuesta a la muerte de un hincha de Colo Colo, atropellado por Carabineros.

02 Feb 2020

Un joven chileno murió ayer a raíz de las heridas recibidas esta semana durante una protesta en Santiago, en la que miles de ciudadanos se movilizaron por el asesinato de un hincha del club de fútbol Colo Colo, que fue aplastado por un camión policial.

Con la muerte de Ariel Moreno, de 24 años, ya son cuatro los fallecidos esta semana a raíz de las protestas antigubernamentales que desde hace tres meses mantienen movilizadas a decenas de miles de personas en la capital chilena y otras grandes ciudades.

Moreno recibió un disparo de bala en la cabeza el pasado martes mientras protestaba frente a la estación de policía local en el vecindario Padre Hurtado, al sur de Santiago, informó la agencia de noticias Ansa.

El joven fue trasladado en estado de gravedad al hospital Posta Central de la capital, donde permaneció varios días en terapia intensiva hasta que falleció ayer, informó el centro sanitario.

El viernes por la noche, miles de personas, con banderas de la Universidad de Chile y de Colo Colo, recordaron al simpatizante de fútbol asesinado por la policía.

El hincha Jorge Mora, de 37 años, fue arrollado por un camión de la policía de Carabineros en medio de enfrentamientos entre barristas y agentes de seguridad a las afueras del Estadio Monumental, donde Colo Colo se enfrentaba contra Palestino en la primera jornada de la liga de fútbol chileno.

La muerte del fanático encendió los disturbios que habían reducido su intensidad en las últimas semanas. La “Garra Blanca”, la violenta barra de Colo Colo, convocó a manifestaciones por la muerte del jóven, que derivaron en saqueos a supermercados, quemas de ómnibus y edificios, entre otros hechos, que se extendieron por tres días.

Un manifestante que participaba de violentos disturbios murió el miércoles atropellado por un autobús robado y otro falleció asfixiado durante el incendio de un supermercado que había sido saqueado durante la madrugada del viernes.

La crisis se inició el 17 de octubre cuando miles de personas salieron a las calles para exigir más igualdad y reformas sociales en la nación trasandina. El detonante de las protesta fue el aumento en el pasaje del subte.

Las protestas dejaron una treintena de muertos, más de 2.000 heridos y por lo menos 28.000 detenidos, según informes gubernamentales. La ONU, la OEA y organizaciones de derechos humanos han denunciado brutalidad policial y serias violaciones a los derechos humanos perpetradas por las fuerzas de seguridad en la represión del estallido social. (Télam)

VIOLENCIA. Durante los últimos días de enero se produjeron saqueos a supermercados y los manifestantes también quemaron ómnibus y edificios públicos.

Comentarios