El mercado inmobiliario ata su reactivación a la estabilidad del dólar

En la construcción observan las nuevas reglas.

INCERTIDUMBRE. Constructores y corredores inmobiliarios estiman que se ralentirazán los proyectos e incluso que pueden llegar a pararse por la devaluación. la gaceta / foto de archivo INCERTIDUMBRE. Constructores y corredores inmobiliarios estiman que se ralentirazán los proyectos e incluso que pueden llegar a pararse por la devaluación. la gaceta / foto de archivo
27 Enero 2020

BUENOS AIRES.- Los actores del mercado inmobiliario pronostican que solo comenzará a moverse si el Gobierno nacional consigue estabilizar el dólar, controlar la inflación y favorecer la oferta de créditos inmobiliarios. En esta línea, Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria, manifestó: “el primer semestre de 2020 va a ser de reacomodamiento. Vamos a estar observando las reglas, cómo se moviliza el dólar”.

Panorama actual

De acuerdo con un informe del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires difundido el jueves, la cantidad total de las escrituras de inmuebles en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires marcó en 2019 registros históricos a la baja. En el ámbito de la Capital Federal se registró una caída de 41,2 % en la cantidad de escrituras respecto a 2018, al sumar 33.411 operaciones contra 55.892 del período anterior, la cifra más baja del registro desde 1998.

Diciembre fue el decimonoveno mes consecutivo con caída en la medición interanual porteña. Según Bennazar, en la retracción de 2019 el gran impacto provino de las líneas de crédito, que habían sido el gran motor de las ventas durante 2017 y 2018. “Además, no se logró un número estable del dólar, que genere confianza y reactive la compra y venta de propiedades. La inflación es otro factor que pegó fuerte”, explicó.

Hacia adelante

Por su parte, el presidente del Colegio Profesional Inmobiliario, Armando Pepe, lamentó la caída de 2019. “Está muy complicado el sector de la construcción y el inmobiliario. Con el cambio de Gobierno no sabemos cuál va a ser la política económica, pero hay que ser optimista”, transmitió.

Recordó también que el sector de la construcción está paralizado desde hace dos años: “no se inician obras nuevas, venimos en caída libre. No hay plata para darle crédito a la gente”. Sin embargo, Pepe rescató la posibilidad de que en el sector haya una importantísima demanda retenida. “Gente que está sentada arriba de los dólares esperando -graficó-. Toda esa demanda tiene que ser absorbida”.

Además, el presidente del Colegio Profesional Inmobiliario anunció que, por ahora, el mercado está expectante. “Yo creo que esta primera etapa del año va a ser dura, hasta que sepamos dónde estamos parados y la segunda parte más positiva”, detalló.

Finalmente, observó un atisbo de movimiento en construcciones de pozo. “Es gente que estaba en plazo fijo o Lebacs y sale a una inversión dolarizada”, explicó. (Télam)

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios