Semana de la Moda: propuestas sin género copan la pasarela de París - LA GACETA Tucumán

Semana de la Moda: propuestas sin género copan la pasarela de París

21 Ene 2020 Por Florencia Bringas

Camisas de seda, estampas bordadas con cristales, guantes de terciopelo, colores estridentes en piezas clásicas y vestidos con transparencias. Muchos de los desfiles de la Semana de la Moda de París borraron la barrera del género y fortalecieron el concepto de que ahora todo vale: ¿por qué no accesorizar un suéter con perlas?

COLOR A FULL. Olivier Rousteing, diseñador de Balmain, dividió su colección en dos: por un lado prendas inspiradas en el desierto, con sedas y tonos claros, y otra con looks en colores estridentes y piezas sastreras.

“Lo que más me llamó la atención fue la figura andrógina como protagonista en varios desfiles, con una masculinidad desdoblada, usando textiles y cortes considerados femeninos. Eso pasó con la propuesta del español Palomo Spain, con una inspiración religiosa, que fue sin dudas mi favorito”, opinó para LA GACETA, Gonzalo Villamax. El diseñador tucumano abrió su tienda recientemente en Valencia, con diseños de líneas simples y textiles de la zona. La mayoría de sus prendas también tiene un género indefinido. Agregó que muchos de los diseñadores se centraron en el concepto de moda lenta (slow fashion), con la premisa de “comprar menos”, con un diseño de calidad y duradero, separándose de las tendencias a corto plazo, con una conciencia medioambiental.

NUEVO CUERO. Bruno Sialelli, de Lanvin, propone chaquetas bicolor.

En coincidencia, las alfombras rojas también están cuestionando la masculinidad de la indumentaria. Embanderado, Billy Porter ha agitado toda estructura con su vestido verde en los Critics Choice Awards.

ENTRE DUNAS. Otro Balmain, de seda, a tono con la escenografía.

Piezas y accesorios sin género
Por Facundo del Campo - Diseñador

La moda masculina ha tomado un importante lugar en el mercado mundial. El hombre consume con la misma intensidad que una mujer y hay más diversidad en cuanto a formas, texturas y líneas (siluetas). Se ve mucho volumen en prendas de tercera piel; camperas, bombers mezclados con sastrería. Me parece interesante cómo ahora involucran los estampados y los recursos artesanales, como el bordado en piezas masculinas, tal vez con la intención de quitarles esa categoría, que no sea de hombre, que este detalle lo separe de ese segmento y se convierta en una pieza sin género. Me encanta ver brillo en camisas, sacos largos y cortos y piezas íntegramente hechas a mano, como las de Alexander McQueen y Dior. Siento que hay más diversidad, no sólo en géneros y en accesorios, sino también en ideas y mercado. Particularmente estoy obsesionado con Louis Vuitton y sus tapados de hombre estampados con nubes, spencers de telas sastreras calados y trabajados con las estampas y gráficas características de la marca, como también la reversión de la camisa deconstruida y construida dentro de otra. Me parece un trabajo increíble.

VERSIÓN. El español Palomo se inspiró en la religión católica.

Comentarios