Jorgelina Zalazar adoptó el nene de una antigua empleada de su peluquería

La peluquera, primera en conseguir el DNI con reasignación de sexo, cumplió su anhelo de ser madre.

20 Ene 2020
1

Jorgelina Zalazar en el Hospital del Este, a los minutos de nacer su hijo Laín. Facebook Jorgelina Zalazar.

"Anoche llegó Laín, el gran amor de mi vida. Sin esperarte, hijo, hoy con lágrimas en mis ojos puedo decirte lo mucho que te amo".

Con esas palabras, la peluquera tucumana Jorgelina Zalazar anunció que se convirtió en madre la semana pasada. Desde mayo del año pasado había expresado sus intenciones de adoptar a tres hermanitos si familia, para que no los separaran. Esa idea no prosperó, pero la maternidad le llegó ahora, en los comienzos de 2020.

La trans más mediática de la provincia anunció su felicidad en su Facebook. Comentó que estuvo presente durante el parte y que su hijo nació en el Hospital del Este, donde se sintió "muy cómoda en todo momento", según relató. El nene pesó 2,8 kilos y llegó al mundo a las 1.48 del 11 de enero.

Querida y cuestionada por los numerosos escándalos que la tuvieron como protagonista, en sus redes sociales Jorgelina recibió una infinidad de mensajes de apoyo.

El origen de esta maternidad

La mujer que gestó a Laín es una ex empleada de Jorgelina. "Ella trabajó conmigo en la peluquería del centro, así que nos conocemos hace mucho. Ya tiene otros hijos, quedó embarazada y no estaba bien económicamente para afrontar la crianza de otro bebé, así que me llamó", contó Zalazar en en diálogo con LA GACETA.

La propuesta de dárselo en adopción llegó durante el cuarto mes de embarazo. "A mí me dio miedo. Yo soy una mujer de 40 años, ahora mamá soltera, que me hago cargo de muchas cosas y no sabía si iba a poder con esto. Mis amigas me incentivaron para que aceptara, y la verdad que cambió la vida", aseguró.

Zalazar, la primera tucumana en recibir su DNI con la reasignación de sexo, confesó que no vivió el proceso de embarazo con demasiado entusiasmo. "Me pasaron muchas cosas en la vida, entre ellas la promesa de que iban a darme el DNI en determinado momento y no ocurrió. Entonces, con esto tampoco quería ilusionarme", dijo.

Zalazar destacó el profesionalismo y la empatía del personal del Hospital del Este, donde nació su hijo. "En ningún momento me sentí incómoda, discriminada o que me miraran raro. En el cartón donde figuran los nombres de los padres de la criatura decía madre y padre, y simplemente tacharon padre y pusieron mi nombre y sexo femenino. Laín tiene dos mamás", finalizó.

Comentarios