Ladrones se llevaron $ 1.500 de la sede de Aerolíneas Argentinas

Voceros de la empresa dijeron que intentaron abrir la caja fuerte. Preocupación de comerciantes de la zona. La oficina de la línea aérea está ubicada a una cuadra de la Casa de Gobierno.

18 Ene 2020
1

FALLA . Los atacantes no pudieron abrir la caja de seguridad que está en la sede de la línea aérea. la gaceta / foto de ines quinteros orio

“Fue un robo chico en cuanto a dinero; sólo pudieron llevarse $ 1.500, que es un monto insignificante en la actualidad”, informó Damián Marsicano, a cargo temporalmente de relaciones públicas de Aerolíneas Argentinas.

Según explicaron desde la empresa, los delincuentes atacaron el lunes a la madrugada en la sucursal ubicada en calle 9 de Julio al 100, a una cuadra de la Casa de Gobierno. Ingresaron por una ventana del primer piso, que da hacia la parte trasera del salón, y comenzaron a revolver cajones. Según las primeras hipótesis, los ladrones habrían logrado alcanzar ese acceso a través de una propiedad vecina.

Tras una veloz búsqueda, los desconocidos localizaron la caja fuerte e intentaron, sin éxito, descifrar primero la clave de seguridad. Eso disparó la alarma y cayeron en desesperación.

“Tenemos entendido que intentaron romper la cerradura de la caja con una amoladora, pero tampoco pudieron lograr eso”, añadió vocero de la empresa.

Marsicano aseguró que no iban a poder llevarse mucho más que lo que encontraron en los cajones de las oficinas, ya que en el mercado de las aerolíneas, los clientes suelen pagar con tarjeta y el capital de la empresa está bancarizado.

Los atacantes aprovecharon la madrugada para intentar el robo, cuando la zona céntrica es menos transitada. Según denunciaron desde la empresa, buscaban puntualmente dinero. Tenían computadoras a mano, entre otros elementos, pero no se las llevaron. En la investigación intervino la Seccional 1° y la Policía Científica. Además, la Fiscalía de Feria.

“Me despertó una alarma esa noche. Vivo en calle Buenos Aires, pero a esa hora cualquier ruido molesta. Después vi que estaba la Policía en esta cuadra pero no había asociado las dos cosas”, recordó Graciela Ríos, vecina de la zona.

Camila Piovi acababa de abrir la cafetería en la que trabaja, cuando observó el despliegue policial. “Nos sorprendió la cantidad de agentes que llegaron a eso de las 7. Los pasajeros debieron esperar un buen rato a que terminaran con las pericias. Algunos cruzaron a tomar un café para matar el tiempo, porque debían realizar un trámite ese mismo día en la aerolínea”, comentó la panadera.

En un quiosco cercano, Macarena Molina mencionó que cuando llegaron para abrir su comercio, había tres camionetas de la Policía estacionadas. Luego aparecieron más efectivos a pie. La encargada se mostró sorprendida al enterarse de que se había tratado de un robo. “Parecía que hubiera ocurrido algo peor, por la cantidad de gente afectada”, aseguró.

La joven aprovechó para pedir más seguridad en su zona, ya que a menudo aparecen chicos que les roban productos de las vitrinas.

“Nadie hace nada, constantemente nos sacan cosas y salen corriendo. Me dan miedo sus padres, que siempre andan por la zona observando los movimientos de los vecinos”, sintetizó.

Según relató, un hombre intentó forzar el portón de su local hace tres semanas y quedó registrado por las cámaras de seguridad.

Temas

Inseguridad
Comentarios