Subió el Aconcagua para homenajear a las víctimas del ARA San Juan

Guillermo Tibaldi tiene 64 años y es submarinista retirado. Pasó dos años al mando del sumergible desaparecido en 2017.

17 Ene 2020

Cruzó por cinco provincias, a lo largo de más de 1.700 kilómetros, con una sola misión: hacer cumbre en el Aconcagua, para homenajear a los 44 desaparecidos tripulantes del ARA San Juan. Después de 82 días, Guillermo Tibaldi cumplió su promesa y levantó la bandera argentina en el techo del continente. 

Tibaldi, de 64 años, es submarinista retirado de la Armada Argentina. Pasó sus últimos meses de servicio dentro del ARA San Juan y llegó a ser su comandante.

Siempre ligado al deporte, como aficionado, el 26 de octubre pasado, al cumplirse dos años de la partida del submarino desde Mar del Plata, Tibaldi emprendió una travesía que perseguía trepar los 6.962 metros del Aconcagua. Esa meta fue cumplida ayer, pasadas las 14.  

EN MARCHA. Tibaldi se tomó más de dos meses para completar la travesía. FOTO TOMADA DE FACEBOOK.COM/GUILLERMO.TIBALDI.9

La "Expedición homenaje al submarino San Juan y sus 44 tripulantes" arrancó exactamente el 26 de octubre en Mar del Plata, en el mismo muelle continental del que cientos de familiares despidieron a las hoy víctimas de la tragedia más grande de la Armada en las últimas tres décadas.

Caminando y, por tramos trotando, Tibaldi recorrió poco más de 50 kilómetros al día para atravesar Tandil, San Carlos de Bolívar, Carlos Tejedor, General Villegas, Quetrequén, Vicuña Mackenna, Villa Mercedes, San Luis, Mendoza, Potrerillos y Uspallata. 

Mucha historia

Tibaldi es un asiduo competidor de carreras de media y larga distancia. Incluso, tiene varios desafíos iron man en su haber. "En los últimos cinco años corrió uno en cada continente. Esta es la tercera vez que escala el Aconcagua", le comentó Patricia, su esposa desde hace 36 años, a LA GACETA.

EN OPERACIONES. Tibaldi, durante sus años en el ARA San Juan. FOTO TOMADA DE FACEBOOK.COM/GUILLERMO.TIBALDI.9

"En el 2000 comenzó su preparación física para subir por primera vez. Después siguió con montañismo y supervivencia", detalla la mujer que lo conoció en la bonaerense Ciudad Jardín, hace más de 50 años, cuando cursaban la escuela secundaria. 

Aunque ella todavía espera noticias de Guillermo ("entre subir y bajar puede demorar entre 15 y 20 días", sostuvo), está acostumbrada a estas prolongadas ausencias. "Hace 39 años que estamos casados. Pasó toda su carrera dentro de un submarino", confesó Patricia, desde Mar del Plata, en donde están radicados desde que Tibaldi se enroló en la Armada.

Comentarios