Buscan suspender el aumento de las dietas de los senadores

En la Cámara Baja, el oficialismo está dispuesto a acompañar la medida.

27 Dic 2019
1

APOYO. La senadora nacional por Tucumán, Silvia Elías de Pérez, acompañó el proyecto de su bloque para contribuir a la reducción del gasto político. TÉLAM (ARCHIVO)

Senadores pertenecientes al interbloque de Cambiemos en el Senado, 19, entre los que se encuentra la tucumana Silvia Elías de Pérez, presentaron un proyecto de resolución para suspender los aumentos de las dietas por 180 días. El documento, de tan sólo cinco líneas, que lleva la firma de Luis Naidenoff, presidente del bloque, Esteban Bullrich, Laura Rodríguez Machado, entre otros, busca generar un gesto de austeridad por parte de la Cámara Alta para con la sociedad que, tras la ley de “Solidaridad y reactivación productiva” aprobada el viernes pasado, ha cuestionado fuertemente la participación de los políticos en el ajuste.

Así, 19 de los 27 miembros de la principal bancada de la oposición en el Senado presentaron la iniciativa en la que sostienen que durante el plazo en que se mantenga la suspensión de los aumentos, la Cámara Alta “realizará un estudio, a fin de establecer parámetros con criterios objetivos a los cuales deberán ajustarse las actualizaciones de las dietas”.

Sectores como el campo, con la suba de las retenciones a un 30%, los jubilados, con el congelamiento del aumento en sus haberes, deberán por esta ley participar del “esfuerzo” requerido por el presidente Alberto Fernández para contribuir a la reducción de la pobreza, la que asciende a un 40,8% según el Observatorio de la deuda social de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Waldo Wolff, legislador encargado de presentar el proyecto en mesa de entrada, ya había propuesto esta medida al tratarse la ley del oficialismo el viernes pasado en la Cámara.

Actualmente, los senadores nacionales perciben como dieta un monto bruto de $ 198.935 mensuales, que en mano son unos $ 140.000. Pero su remuneración no termina allí. Los senadores del interior del país cobran un plus por desarraigo, que es aproximadamente unos $ 25.000 por mes. Anteriormente, también percibían unos $ 70.000 correspondientes al canje de pasajes, pero luego de la polémica que esta práctica generaba la presidenta en ese entonces de la Cámara de Senadores, Gabriela Michetti, firmó un decreto en julio de este año para prohibirlo.

En Diputados

El documento propone además que durante ese plazo de 180 días se realice un estudio para cambiar la fórmula por la cual se actualiza la dieta de los senadores, estableciendo criterios objetivos para la misma. Actualmente, la dieta se actualiza con el aumento paritario que obtengan los empleados legislativos, el cual fue de 31% en 2019.

Desde Diputados, el oficialismo dice que acompañará una propuesta similar. “Si la presentan, no habría problemas en suspender los aumentos. Pero tienen que ser presentaciones individuales” dijo Sergio Massa, presidente de la Cámara Baja.

Parece entonces haberse cumplido el objetivo de quienes firmaron el proyecto, el cual había sido expresado por la senadora cordobesa Laura Rodríguez Machado al ser consultada al respecto: “solicitamos que la misma medida de congelamiento de haberes que se tomó para los jubilados se tome para la clase política. Por lo pronto, para el Senado, y que se extienda a todo el Congreso de la Nación”

Habrá que esperar a que reanuden las sesiones extraordinarias el año que viene para saber si los legisladores mantienen el mismo ímpetu en el tratamiento de esta cuestión. En el Poder Ejecutivo anticiparon que ajustarán el gasto político, aunque aún no se reveló cómo se encarará esa iniciativa.

Un gesto de la política

El diputado del PRO, Waldo Wolff indicó que, así como se le pide al resto de la sociedad hacer un esfuerzo para corregir el rumbo del país, de la misma manera la política debe subirse a ese barco y sumarse al reclamo presidencial. “Si se le va a congelar la movilidad a la mitad de los jubilados, esto es lo mínimo que podemos hacer” afirmó el senador respecto del proyecto de resolución que promueve el congelamiento de las dietas parlamentarias por seis meses. “Esto es un congelamiento liso y llano”, puntualizó. En cuanto su impacto en las cuentas fiscales, dijo: “el salario de un legislador en el presupuesto no significa nada, por eso lo que hay que discutir es qué pasa con la cantidad de empleados públicos que tenemos”.

En consonancia

El bloque opositor en la Cámara Alta recogió el guante que, días pasado, arrojó el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero: avanzar con la reducción del gasto político. En esta oportunidad, el senador formoseño Luis Naidenoff remarcó que los parlamentarios no deben quedar al margen de las decisiones de contribuir a la meta de achicamiento de las erogaciones superfluas.
“Entendemos que la política no puede quedar ausente del esfuerzo que se le pide al resto de la sociedad”, puntualizó Naidenoff. “Sería contradictorio exigir a los jubilados que resignen una porción de sus ingresos mientras que los legisladores nacionales aumentan sus dietas”, argumentó el jefe del interbloque que firmó la resolución presentada en el Senado.

Comentarios