Cinco condenas a muerte por el crimen de un periodista saudí

Fuertes críticas porque no se sancionó a los responsables políticos.

24 Dic 2019
1

REPUDIO. El asesinato del reportero opositor Khashoggi causó indignación. reuters

RIAD, Arabia Saudita. - Un tribunal de Arabia Saudita condenó ayer a la pena capital a cinco personas por el crimen del periodista Jamal Khashoggi, quien fue asesinado y desmembrado por un equipo de agentes sauditas en el consulado del país árabe, en Estambul, en octubre de 2018, un caso que puso a la monarquía en la mira de la prensa internacional. Además, fueron condenados a 24 años de prisión otras tres personas.

Solo pudieron asistir a las audiencias del juicio unos pocos diplomáticos de Turquía y miembros de la familia de Khashoggi. No tuvieron acceso medios de prensa independientes.

Sobre la condena, el hijo mayor del periodista asesinado declaró: “nosotros afirmamos nuestra confianza en el sistema judicial de Arabia Saudita en todos sus niveles ya que ha dictaminado a nuestro favor y logrado justicia”. Distinta fue la reacción de la novia de Khashoggi, Hatice Cengiz, quien juzgo el veredicto como inaceptable. “La sentencia de hoy es todo menos justicia”, afirmó ,en Twitter, Agnes Callamard, redactora especial de la ONU, quien estuvo a cargo de un informe de 100 páginas, que concluyó que la muerte del periodista fue un “crimen internacional” y atribuyó responsabilidad al príncipe Mohamed bin Salmán.

Es por ello que, para la comunidad internacional, resta asignar responsabilidades a los funcionarios del gobierno saudí que pudieron estar involucrados. En noviembre de 2018, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos aprobó una resolución en la que sancionó a 17 personas por su rol en el crimen, entre ellos Saudí Al-Qahtani, asesor del príncipe; Ahmed Al-Asiri, entonces vicejefe de Inteligencia, y el entonces cónsul saudita en Estambul, Mohamed Al-Otaibi. Ninguno tuvo condena en Arabia Saudita.

Al respecto, el príncipe, en una entrevista realizada por el programa estadounidense “60 minutes” el 29 de septiembre, dijo: “asumo mi plena responsabilidad como líder de Arabia Saudita”, pero al ser cuestionado sobre su conocimiento de la operación aseveró: “algunos piensan que yo debería saber qué hacen diariamente las tres millones de personas que trabajan para el gobierno saudí. Es imposible que esas tres millones de personas manden reportes diarios para el líder o la segunda persona más importante en el gobierno saudí”. (Reuters-Télam-Especial)

Comentarios