Siguen buscando a una menor de seis años

La Justicia penal ordenó la captura en el país del padre de la pequeña, con el fin de cumplir con el fallo del Juzgado de Menores.

16 Dic 2019
1

Tras la denuncia en la Justicia penal, se realizaron allanamientos en viviendas y en un finca. Desde el jueves no se conocen los paraderos del mayor y de su hija.

La Justicia penal emitió una orden de detención contra el padre de una pequeña de seis años, con el fin de dar cumplimiento con la sentencia de un Juzgado de Familia. Para poder ubicar al hombre y a su hija, se llevaron adelante el sábado allanamientos en propiedades y en una finca vinculadas al acusado, de acuerdo a datos oficiales. Sin embargo, los investigadores no pudieron encontrarlos.

El juez Facundo Maggio había autorizado las medidas, tras la solicitud de Ignacio López Bustos, titular de la Fiscalía Especializada en Violencia Familiar y de Género II, en el marco de una causa por “omisión de presentación de menores” y “desobediencia judicial”. El pedido de detención y captura se extiende al territorio nacional y contempla también la prohibición de salida del país.

Estas acciones se concretaron en medio de un conflicto legal entre el padre (identificado con la siglas P.T.C.) y la madre (M.B.A.) por el cuidado personal de la menor, figura usada ahora en lugar de tenencia. El jueves último, Valeria Brand, a cargo del Juzgado de Familia V, dispuso el cambio de custodia y el cuidado de la pequeña en favor de la actora. En ese momento, la magistrada determinó que un oficial de Justicia y una asistente social retiraran a la nena de la casa del progenitor. Según relataron fuentes cercanas al caso, los representantes de la Justicia y de la madre no dieron con ambas personas.

“El progenitor tenía el cuidado personal (la pequeña vivía con él), pero la magistrada ordenó que la nena se vinculara gradualmente en el Gabinete de Tribunales con su mamá, y con la presencia de un psicólogo. Sin embargo, este proceso no se formalizó porque la pequeña no era presentada, entre otras acciones”, explicaron altas fuentes del Palacio Judicial.

Por este motivo, Brand dictó la semana pasada un fallo ordenando que la progenitora tenga el cuidado personal unilateral, es decir, que pase a vivir ahora con ella, y dispuso un régimen comunicacional para el padre con la intención de que mantenga el contacto.

La causa penal

La jueza requirió la intervención de la Fiscalía Especializada en Violencia Familiar, que pertenece al fuero penal. En un primer momento, a partir de la denuncia formal de M.B.A., el fiscal López Bustos encargó una investigación reservada a la División de Violencia de Género de la Policía. En ese línea, dispuso averiguaciones en las distintas propiedades. También tenía en lista otros lugares relacionados con la familia.

Con la autorización del juez Maggio, se concretaron después varios allanamientos y se persiguen otras líneas de averiguaciones. La búsqueda se centra en ubicar a la menor para cumplir con la sentencia del Juzgado de Familia. Se evaluaba además requerir las declaraciones de los parientes.

“Seguimos buscando a la nena. Hasta el momento no se ha dado con ella. La familia del padre no ha brindado colaboración ni información”, manifestó ayer Daniela Briz Tomas, abogada de la progenitora.

Por su parte, Carlos Casal, patrocinador en la causa civil del denunciado, dijo: “estoy muy preocupado, principalmente, por la situación que está atravesando la niña. También por la repercusión que tomó todo esto. Sin justificar su conducta inapropiada, ya que siempre voy a alentar el cumplimiento de las órdenes judiciales, entiendo que mi cliente está sufriendo una crisis debido a la preocupación que le generó la sentencia, que establece la quita de la custodia y el cuidado personal de su hija. Creo que su estado de preocupación también está vinculado con acciones penales iniciado en contra de la madre”.

Casal remarcó que ha perdido contacto con el acusado desde la notificación de la sentencia del fuero de Familia. “A través de los parientes, estoy alentando y promoviendo que se cumpla con esa orden judicial. Más allá de que me aseguran que la chiquita está bien, que es lo que más me importa, se trata de una situación grave que se tiene que solucionar”, enfatizó.

El abogado, a la vez, justificó que el padre no presentaba a su hija a la revinculación debido a que no había sido notificado el día de inicio del proceso legal. “Incluso, se había presentado antes (al Juzgado) para consultar, pero no había recibido precisiones”, agregó.

Comentarios